20 de abril de 2019
Redacción Publimetro |

"Temp": Capítulo 20, en exclusiva para Publimetro

Nueva entrega de la novela “Temp”, escrita por el alemán radicado en Canadá Douglas Coupland, en exclusiva para Publimetro.

"Temp": Capítulo 20, en exclusiva para Publimetro (Foto: AFP)

La trabajadora temporal lo descubre todo

Por: Douglas Coupland

Si ustedes llegaron hasta aquí esperando un final feliz, no se equivocaron: es exactamente lo que van a obtener. Han pasado unos meses y ahora soy la señora Xu, vienen en camino unos gemelos y ellos serán herederos de cerca de mil millones de dólares. Me acuerdo de esa herencia cada vez que pienso en la caja de chocolates de la sala de café y en cómo me horrorizaba cuando me enteraba que los empleados nos habían estafado y que la diferencia que hubiera en los registros debía salir de mi propio bolsillo.

¿Qué pasó con TWK? No se preocupen por la vieja pandilla, la están pasando bien. El edificio ahora es el hogar del nuevo proyecto de vanidad del señor Xu (y mío), que será la tienda minorista mundial más grande de internet en venta de tenis clásicos y de alta gama. Sara número 1 está, de nuevo, a cargo del desarrollo del mercadeo y Sara número 2 regresó para adelantar estrategias de comercio electrónico. Esta vez, sus decisiones tendrán alguna oportunidad de ser implementadas para que marquen un poco la diferencia.

Con un ligero toque romántico que nunca conoceré, Sara número 3, quien realmente nunca llegué a conocer, sigue viendo a Kyle, quien renunció tras una semana de trabajos en la refinería debido a la inhalación de aromas mágicos. Kyle ahora está recibiendo una manga de tinta en cada brazo y está a cargo de la “atmósfera de la marca”, que –y seré honesta- no tengo idea lo que significa, pero me hace feliz que no esté respirando más aceite. Siempre tendré un cariño especial por ese zopenco que medio coqueteaba conmigo, y a quien también yo le coqueteaba cuando éramos más jóvenes y tontos.

Al Danimal ahora los llamamos ‘El Agitador’ porque lo mandamos a hacer cualquier cosa que involucre el manejo de personas de mediana edad y donde se dan las manos los unos con los otros: conferencias, arrendamiento de tierras y esas cosas. Es muy efectivo y le encanta su trabajo. Dan y Chantelle se separaron de forma amigable. Chantelle y Darren están comprometidos y viven juntos en un conjunto privado de casas. Los labios de Chantelle disminuyeron, ella se ve un poco más humana y prometió no volverse a operar.

Y el final más feliz para todos ha sido el de Kurt, el viejo que se paraba en el semáforo, quien ahora tiene su propia oficina de envíos en la que su labor primordial es quedarse sentado, disfrutando de la vida y en ocasiones viendo en VHS a los ‘Carpenters’, pues se rehúsa a utilizar internet.

Así que quizás ustedes entraron a esta historia esperando que apareciera el cuco – alguien al que pudiéramos gritar y golpear con palos como una piñata. Pero aquí no hay nada por ese estilo. Sólo están los tiempos que hemos vivido, y podemos pudrirnos en ellos o salir adelante, y si uno no sigue con su camino, bueno, queda rezagado, en el pasado, lo que no tiene sentido porque el presente es todo lo que tenemos. Y, en serio, ¿cómo hace Kate Winslet para bajar tantos kilos?

Tags

Ir a portada