19 de abril de 2019
Redacción Publimetro |

"Temp": Capítulo 16, en exclusiva para Publimetro

Nueva entrega de la novela “Temp”, escrita por el alemán radicado en Canadá Douglas Coupland, en exclusiva para Publimetro.

"Temp": Capítulo 16, en exclusiva para Publimetro (Foto: Shutterstock)

La trabajadora temporal es despedida

Esta es la situación: me habían despedido antes y no me había importado, pero que me despidan de TWK, duele.

“Tu creas vínculos, Shanny”, me dijo mi hermana, Amy. “La regla número uno para los trabajadores temporales es nunca desarrollar lazos”. Ella me estaba ayudando en mi automedicación de paletas de uva y la maratón en DVD de Kate Winslet. A las 4:00 p.m. seguía en pijama y mi vida se había tornado en el tercer panel de una caricatura de Cathy en la que ella mira fijamente al vacío y siente una implosión emocional. “La única razón por la que una persona contrata a otra, es para que le ayude a hacer dinero. En el momento en el que no puedas hacer eso, van a masticar tu cara y a botar los restos en un basurero”.

“Eso no es cierto, a mí me gustaba TWK”.
“¿Has intentado llamar al señor Xu?”.
“Está en un retiro energético en el campo”.
“¿China tiene una parte rural?”.
“Es cierto, probablemente está en un campeonato de boxeo”.
“¿Y Kyle?”.
“Apareció para llevar a Sara a almorzar justo cuando yo me estaba yendo. No pude hablar con él. Sólo Dios sabe lo que Sara me dijo de él”.
“¿Cómo crees que Kate Winslet hace para perder peso siempre?”. La atención de Amy es limitada. La discusión sobre mi trabajo temporal había llegado a su fin.

El timbre de la puerta sonó. Vivo en una habitación de un garaje y no es el lugar más fácil de encontrar, así que si alguien quiere localizarme tiene un laborioso trabajo por hacer. Abrí la puerta y era Sara número 1, cerré de inmediato pero ella empezó a forcejear. “¡Shannon, déjame entrar, me merezco esto, fui detestable, permíteme explicártelo!”.

Abrí la puerta. “¿Explicar qué?”.
“Me acaban de despedir”.
“¿Y qué pasa? Estoy esperando que expliques lo que tienes que explicar”.
“¿Me dejas pasar?”.
“Dios santo, está bien, quítate los zapatos. ¿Quieres una paleta de uva?”.

Sara entró al área de televisión, en donde le presenté a Amy. “Estamos viendo una maratón de Kate Winslet”. Mi hermana puso pausa.

Sara miró la imagen congelada. “¿Cómo hace esa mujer para perder peso siempre con tanta regularidad?”

“Disculpa, Sara, ¿mi explicación?”.
“No hay ninguna explicación. Vine acá porque no tenía a nadie más para visitar. No tengo amigos. Todos se casaron y mi situación actual los haría feliz por haber tomado esa decisión”.
“¿Entonces vienes a mi casa porque soy un fracaso y no te juzgaría duramente?”.
“Para ser honestos, un poco. Sí. Pareciera que tu cabeza no hubiera sido atornillada de la forma correcta. Siempre me gustó que nunca te aguantaras la mierda de nadie en TWK, y tú ‘hecho aleatorio del día’ siempre fue gracioso. Y, ayer, pude ver tu parte más humana”.
“Me siento profundamente halagada”. Las tres nos sentamos en silencio y luego lo descubrí: “Un momento, lo único que quieres es descubrir cuál es mi proyecto secreto para poder hacer parte de él”.
“Bueno, sí”.
Respiré un momento. “Está bien”.

Tags

Ir a portada