19 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Las peores series de televisión de los años 90

Algunas series que presentamos a continuación merecen estar en esta lista. Otras no, y causan sorpresa de que estén allí. Aquí la opinión de tres blogueros televisivos. ¿Ustedes qué opinan? ¿Perdieron la perspectiva?

Las peores series de televisión de los años 90 (Foto: Mortal Kombat)

Hammerman: Fue una serie televisiva basada en M.C. Hammer, fugaz artista que tuvo un one hit wonder y se quebró. “Tenía una animación infrahumana, y era extremadamente moralista. Los únicos poderes de este supuesto ‘superhéroe negro’ eran rapear y cantar, y lo hacia mal”, explica el bloguero español José Viruete.

Mortal Kombat: “Ver Mortal Kombat sin sangre es como ver Youtube sin gatos, carece de sentido”, afirma Viruete. El experto se queja de que omitiesen a uno de los grandes personajes de la saga, John Cage.

Capitán Planeta: Según el polémico bloguero Biuford, “si quieren hacer algo sobre el planeta, usen el dinero para crear energía limpia, no un dibujo animado”. Este lo critica porque el Capitán daba una regañina moralista si alguien llegaba a fumar hasta un cigarrillo. Aunque el equipo que tenía a su alrededor era bastante atractivo.

Full House: Completamente injusto que esté en la lista, pero Biuford dice que es como “fusilar ’3 hombres y un bebé‘”. Se queja de que las gemelas Olsen no son talentosas. Pero lo que no se acuerda es de la genialidad de personajes como Kimmy, la amiga de la hermana mayor, o del tío Jessie. ¿Por qué, Biuford, por qué?

Vaca y Pollito: Según el blog ‘Pixel y Celuloide’, tenía humor escatológico y estaba plagado de estereotipos, y “sus actuaciones de voz eran horribles”. Y ¿dónde quedó ‘Soy la comadreja’, por ejemplo?. En su defensa, debemos decir que Ren y Stimpy era mil veces peor.

Power Rangers: Este ‘fichaje’, también corre por cuenta de Biuford, quien dice que es como unir a Ultraman y Voltron. “Sus secuelas nos siguen torturando, y hasta película hicieron”, afirmó. En su defensa debemos decir que a los niños latinoamericanos les entusiasmó mucho esta serie, y que no había niña que no quisiera ser como Kimberly, la Power Ranger rosa. Todos se acuerdan de Zordon y de Rita Repulsa, que pesar de ser una malvada detestable, tenía su gracia.

Tiny Toons: Biuford dice que es como ver ‘Looney Toons’, pero en la época de los 90, con aparatos electrónicos y ropa de la época. Pero que no tenían gracia. No es ni tan cierto, personajes como ‘Elvira’, la psicópata que parecía Martha Stewart con el alma de Charles Manson, son personajes que aún se recuerdan. Y todo aquel que haya crecido en los 90 se sabe el intro: “Soy Buster, soy Babsy, estamos algo locos…”

Baywatch: Según Biuford, el gancho de la serie eran los cuerpos de los actores, y ya. Y puede que sea cierto, pero muchas todavía tienen un recuerdo grato de Mitch (David Hasselhoff), su hijo y su equipo.

Clarissa lo explica todo: Biuford se basa en el rating de la legendaria serie para criticarla: “No levantó a Nickelodeon, fueron ‘Ren y Stimpy’ y ‘Rugrats’, quienes lo hicieron”. ¿Es todo? ¿Qué hay de las imposibles recetas de su madre, o de su amigo entrando por el balcón? Hoy muchas deliran con lo que usaba Melissa Joan Hart en la serie.

Animaniacs: Biuford dice que los únicos que se salvan son ‘Pinky y Cerebro’, porque Slappy la ardilla era amargada, y el perrito que seguía a la niña a todas partes para salvarla siempre obtenía un castigo injusto. El criterio es injusto. Animaniacs hace referencia a muchas referencias culturales de la época y de la historia del cine en general. Y nunca dejó de lado ese humor negro, negrísimo, que ha caracterizado a Looney Toons desde el comienzo.

Paso a paso: La serie, protagonizada por Suzanne Sommers, es criticada por Biuford al ser un compendio desordenado de estereotipos. Da igual, la serie divirtió a muchos. Duró seis años al aire, con alto rating.

Hey, Arnold: Otro fichaje injusto de Biuford, que solo critica a la serie porque “los niños parecen adultos de 40 años”. Ya quisieran los niños de los 90 ser tan cool como Arnold y Gerald. Además, la serie presentó un universo urbano fascinante, donde las pequeñas historias eran manejadas con frescura y elegancia. ¿No se acuerdan de Helga?

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada