13 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

(Opinión) Mesa para uno

Quizá sea buen momento para mirar con otros ojos a los solteros de hoy y envidiarles en secreto las incontables ventajas del “flying solo”.

(Opinión) Mesa para uno (Foto: Shutterstock)

Por: Verónica Klingenberger

Andy no suda. Tampoco habla. Su inventor se llama David Levy y es un genio al que nadie reconocería al cruzárselo en Vivanda. Andy es el primer robot capaz de tener sexo, el único amante al que se le regula la intensidad y la temperatura con solo apretar un botón. A Andy le gusta que lo trates como un muñeco sexual y no está solo. Entre sus amigos están las Honeydolls, unas muñecas de resina y silicona de tamaño real equipadas con sensores –cuando el amante les pellizca una teta, gritan de placer– y esas almohadas japonesas que tienen una especie de brazo y se hacen llamar boyfriend’s arm pillow. Por 80 dólares es posible tener un acurrucado descanso junto a algo callado y suave. Los japoneses vendieron más de mil en solo seis meses.

Solteros unidos. Más de 200 mil personas solteras usan un anillo para dejar claro que son solteros orgullosos. El singleringen (“anillo de soltero” en sueco) se vende en 17 países a 60 dólares. Lo inventó el empresario sueco Johan Wahlback y su estrategia de marketing incluye a celebridades como Naomi Campbell y Juliette Lewis. En su web se lee: “Como persona soltera, vives en tu aire, pero no estás solo: somos muchísimos alrededor del mundo. Enseñemos lo que somos, siempre seremos más atractivos para otros en la medida en que nos sintamos más cómodos con nosotros. ¡Atrévete a ser un soltero orgulloso!”.

Un lugar para ligar. Tinder es una app llena de solteros que buscan conocer a otros solteros. Ellos mismos se venden así: “Tinder es como la gente se conoce. Es como la vida real, pero mejor”. Entre sus bondades están poder catalogar a la gente que te gusta y contactarla cuando te plazca y, sobre todo, cortar palitos o chotear a posibles pretendientes sin romper tanto corazón. Cada vez conozco a más amigos que lo han usado. Y todos ellos han tenido al menos una cita. Y alguno que otro hasta un flechazo romántico que los ha llevado a cancelar su suscripción en honor a la fidelidad.

El hombre araña y el mundo. Spiderman no tiene pareja. La Marvel eliminó 21 años de matrimonio con su fiel vecina Mary Jane Watson de un solo plumazo. Alemania ofrece entre 2 mil y 5 mil euros a las parejas que se animen a tener hijos en vista de la deprimente tasa de natalidad. España te da 2.500 euros por hijo y se calcula que por lo menos un millón de personas de menos de 50 años viven solas y representan el 20% de los hogares. En Finlandia, Alemania y Holanda, los solteros representan el 35%.

De vuelta a casa. En el Perú, sin embargo, estar solo es algo que se mira con lástima o prejuicio. Alguna vez, con una estupenda exsoltera, hicimos una especie de ranking absurdo en busca de la peor etiqueta para una mujer mayor de 35 años. La idea era dar con aquella que provoca siempre la lástima de familiares y amigos. El top 1 lo ocupaba la mujer trabajadora, felizmente casada y con hijos. Luego el ranking descendía sorteando divorciadas con y sin hijos, solteras con hijos, emparejadas “pero” con otras mujeres para desembocar, finalmente, en la mujer soltera sin hijos ni pareja, las Bridget Jones que no llevan diario ni salen de cacería. ¿Cuándo fue la última vez que escuchaste el término “solterona”? ¿O el arcaico, prejuicioso y discriminatorio “soltero maduro, maricón seguro”? Personalmente, no hace mucho. Quizá sea buen momento para mirar con otros ojos a los solteros de hoy y envidiarles en secreto las incontables ventajas del “flying solo”. Más mesas para uno.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada