23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

(Opinión) 2013 y una despedida con honores

Antes de despedir este año con pólvora y muñecos que arden, hay cinco estrellas que quiero colocar en su trajinada frente.

(Opinión) 2013 y una despedida con honores (Foto: Shutterstock)

Por: Verónica Klingenberger

Fácil es echarle la culpa de todos nuestros males. Recordarlo por el cruel tifón que mató a más de 2.500 personas en Filipinas. O por los interminables casos de corrupción y torpeza en el que se vieron envueltos algunos de nuestros políticos. Le reclamaremos siempre haberse llevado a Lou Reed y a Nelson Mandela, y a más de 100 mil sirios en una guerra civil difícil de entender. El 2013 es el año que volvió a dejarnos fuera de un Mundial de fútbol y el que nos ubicó en el último lugar en comprensión de lectura, matemática y ciencias en el informe PISA. Y podríamos seguir señalándolo con el dedo, ahogándolo en nuestra bilis, seguros de que una vez que pase, todo lo bueno llegará. Pero antes de despedirlo con pólvora y muñecos que arden, hay cinco estrellas que quiero colocar en su trajinada frente.

GANAMOS. Lima será la sede de los Juegos Panamericanos 2019. Sirvió ser la única capital candidata bordeada por el mar, tener el mejor aeropuerto de Sudamérica y un clima templadito. Además, en los últimos 10 años fue sede de 33 eventos deportivos. Se prevé una fuerte inversión en infraestructura deportiva (son 28 los deportes que incluyen los Panamericanos) y la llegada de 75 mil turistas. Los ingresos apuntan a superar los US$120 millones.

SOMOS MÁS. Ahora son 14 los países que aprueban el matrimonio gay en todo el mundo. Y tres de ellos son latinoamericanos. Este año se sumaron Uruguay, Brasil, Gran Bretaña, Nueva Zelanda, y muchos estados de EE.UU. y México. En el Perú, el tema se debate como nunca antes y surgen muchas campañas y comunidades en contra de la homofobia y a favor del amor. Y aunque el rechazo a los gays aún sea masivo, todo indica que el futuro será technicolor.

SAY MY NAME. Mr. Lambert resucita a Heisenberg para morir como Mr. White. Con Baby Blue de los Badfingers como música de fondo, muchos morimos un poquito a fines de setiembre. La historia del profesor de química al que le diagnostican un cáncer terminal y se convierte en el capo más temido de la mafia se despide como una obra maestra de la TV, “caja boba” que también regala algunos de los trabajos artísticos más sólidos de la cultura popular.

OLA VERDE. El gran parque público de la costa del Perú es su mar. Este año, por fin, se aprobó el reglamento de ley que hará posible la preservación de nuestras olas. Esta noticia no solo es “chévere”, es también una de las primeras reglas de su tipo en el país y en América Latina. El surf no solo nos trae medallas, genera turismo e inversión. Esta ley protegerá, además, nuestras playas, tan golpeadas los últimos años por aberraciones inmobiliarias.

SE LEE. Contarlo todo, la primera novela del escritor Jeremías Gamboa (disclaimer: amigo cercano y muy querido) vendió los 5 mil ejemplares de su primera edición en pocas semanas (ya viene una segunda tirada). Una buena novela que ha logrado lo impensable: más reseñas de lo habitual, muchos más lectores y la renovada esperanza de jóvenes escritores peruanos que quieren vivir de la Literatura. El marketing que acompañó su publicación y el padrinazgo de nuestro Nobel, Mario Vargas Llosa, sirvieron para algo bueno: nunca vi a tanta gente hablar sobre el mismo libro en tan solo unas semanas.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada