22 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Murió la agente literaria Carmen Balcells y así la despide Vargas Llosa

La española trabajó junto a los principales autores de llamado ‘boom’ latinoamericano, entre ellos nuestro premio Nobel, quien publicó una emotiva carta en el diario “El País” sobre su deceso

Murió la agente literaria Carmen Balcells y así la despide Vargas Llosa (Instituto Cervantes)

(AFP/ Publimetro). La española Carmen Balcells, la agente literaria de los principales escritores del ‘boom’ latinoamericano y de numerosos premios Nobel y Cervantes, falleció en Barcelona a los 85 años consagrada como una de las figuras más importantes de las letras iberoamericanas.

La cartera de autores de su agencia es un compendio de la historia reciente de la literatura de España y Latinoamérica: desde Luis Goytisolo, el primero en confiar en ella, hasta Javier Cercas, pasando por Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar, Pablo Neruda o Camilo José Cela.

“Mi carrera fue privilegiada porque me permitió conocer tres generaciones de escritores, sus inicios, su consolidación, en algunos casos su triunfo y en otros su olvido”, decía ella misma en 2005, al recibir el doctorado honoris causa de la Universidad Autónoma de Barcelona.

DEL ESCRIBIDOR CON AMOR
Vargas Llosa, amigo cercano de la agente, escribió una conmovedora carta que publicó en el diario “El País”.

“La noticia me ha caído como un rayo; hace tres días estuve despachando, comiendo, cenando con ella y todo el tiempo tuve el siniestro presentimiento de que sería la última vez que la vería. Estaba siempre muy lúcida, llena de proyectos, realistas y delirantes. Como si fuera a vivir siempre. Pero su físico estaba realmente en ruinas y era imposible no preguntarse cuánto tiempo más esa ruina física seguiría sosteniendo a esa maravillosa cabeza y esa energía indómita”, escribió el autor de “Conversación en la Catedral”.

Asimismo, el escritor indicó que la española “fue mucho más que una agente o representante de los autores que tuvimos el privilegio de estar con ella”.

“Nos cuidó, nos mimó, nos riñó, nos jaló las orejas y nos llenó de comprensión y de cariño en todo lo que hacíamos, no sólo en aquello que escribíamos. Era inteligente, era audaz, era generosa hasta la locura, era buena y su partida deja en todos los que la conocimos y la quisimos un vacío que nunca nadie podrá llenar. Carmen queridísima, hasta pronto”, finalizó el peruano.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada