18 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

'House of Cards': las razones del éxito de la serie

Este viernes Netflix estrenó la tercera temporada del programa. Aquí analizamos cómo se convirtió en una de las favoritas de aquellos sedientos por las buenas series

'House of Cards': las razones del éxito de la serie (Difusión)

MARÍA PÍA BARRIENTOS

Este viernes Netflix estrenó la tercera temporada de la hoy popular ‘House of Cards’. Aquí aprovechamos para analizar las razones de su éxito.

1. EL GRAN FRANK
El ganador del Óscar Kevin Spacey simplemente está soberbio en el papel del despiadado Frank Underwood. A Spacey le creemos todo y, a pesar de ser un villano terrible, no podemos dejar de sentir empatía por él. El actor de “Belleza Americana” ha logrado construir un personaje repleto de matices, un hombre capaz de todo que, sin embargo, ama a su esposa por sobre todas las cosas y guarda ciertos códigos. El papel le ha valido múltiples nominaciones y ahora que Bryan Cranston (protagonista de “Breaking Bad”) salió de la competencia, estamos seguros que Spacey arrasará con los premios que vengan. De una forma probablemente bizarra, llega a caernos simpático, gracias quizás a su infinita inteligencia, su humor negro y su desparpajo. Desenfado y brutal, Underwood no es el típico trepador; es Él trepador.

2. SIEMPRE SUBE LA APUESTA (CONTIENE SPOILERS)
“House of Cards” cuenta con una historia muy bien construida que, en vez de decaer, siempre va a más. En la primera temporada Frank era un congresista con influencias; luego, el vicepresidente y hoy por hoy es el mismísimo presidente de la gran potencia mundial y no solo eso. Frank cada vez es capaz de más; más perversión, más agresión, más deshonestidad y más ilegalidad. Las manos de Underwood están cada vez más manchadas y tiene mucho más que perder y la verdad es que eso nos encanta. La trama se va poniendo mejor a medida que pasan los capítulos, mientras que las relaciones entre los personajes se tornan cada vez más complejas. Por otro lado, el programa nunca deja de sorprendernos y dejarnos con la boca abierta, a pesar de que sepamos de antemano que Claire y Frank son capaces de todo.

3. LOS PERSONAJES SECUNDARIOS
A pesar de que Underwood sea el gran hilo conductor de la historia, los demás personajes no solo complementan la serie, la enriquecen. En primer lugar tenemos que mencionar a Robin Wright como Claire Underwood. Por un momento creímos que no era como su esposo, hoy sabemos que incluso puede llegar a ser peor. En general, la serie de Netflix brinda personajes redondos repletos de luces y sombras y que, por lo general, no son ni totalmente buenos ni totalmente malos; son humanos. Cada uno de ellos tiene, además, un objetivo claro, el cual perseguirá con todas su fuerzas y esta característica es una de las bases primordiales de toda gran historia.

4. EL MODUS OPERANDI
La forma en la que podemos consumir esta serie es también un gran acierto. Netflix no nos hace mordernos las uñas cada semana por el estreno del programa; nos da todos los capítulos de porraso. Esto alimenta nuestra adicción. Nosotros somos quienes decidimos cómo queremos ver la serie; a puchitos o de una. Claro, a veces queremos controlarnos, pero con un producto así de adictivo es difícil no organizar una maratón de campeonato. Además, todos los episodios se encuentran colgados en la red, lo cual permite que quien desee unirse a esta fiebre pueda hacerlo cuando desee y que los más compulsivos puedan revivir algunos de sus mejores momentos.

Y para ti, ¿cuáles son los motivos del éxito de “House of Cards”?

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada