19 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Hollywood llora la muerte del compositor de "Titanic" y "Avatar"

James Horner falleció tras sufrir un accidente en una avioneta

Hollywood llora la muerte del compositor de "Titanic" y "Avatar" (AFP)

(AFP). Hollywood amaneció este martes compungida por la muerte de James Horner, el brillante compositor de bandas sonoras tan míticas como ‘Titanic’ y ‘Avatar’, que perdió la vida el lunes en un accidente de avioneta.

Horner se estrelló a unos 100 km al norte de la localidad californiana de Santa Bárbara, según informaron las autoridades locales citadas por la prensa estadounidense, aunque todavía no se sabe qué ocurrió durante el vuelo.

Su abogado Jay Cooper dijo al diario Los Angeles Times que la avioneta siniestrada de un solo motor pertenece a una de las cinco que poseía el compositor.

“Murió haciendo lo que amaba”, señaló su asistente, Sylvia Patrycja, en un mensaje colgado en su página de Facebook. “Hemos perdido a una persona increíble con un gran corazón y un talento asombroso”.

Horner, de 61 años, era uno de los compositores más prestigiosos de la industria del entretenimiento, gracias a bandas sonoras que han pasado a la historia.

En la mente de muchos cinéfilos siguen sonando las melodías de “Star Trek”, “48 Hours” (1982), “Jumanji” (1995) y “El Sorprendente Hombre Araña” (2012).

Pero su carrera estará por siempre ligada a “Titanic”, la película que le encumbró a la excelencia de la música cinematográfica.

Su banda sonora y su tema “My Heart Will Go On”, interpretado por Céline Dion, se alzaron con sendos Óscar en 1998.

Antes lo había intentado con “Aliens” (1987), la animada “An American Tail” (también conocida como “Un cuento americano” o “Fievel y el Nuevo Mundo”, 1987), “El campo de los sueños” (1990), “Braveheart” y “Apollo 13” (ambas en 1996).

Después del éxito de “Titanic”, volvió a ser candidato al Óscar con “Una mente brillante” (también conocida como “Una mente maravillosa”, 2002), “La casa de arena y niebla” (2004) y “Avatar” (2010).

“Mi trabajo es asegurarme que, con cada giro que da la película, el público sienta algo en su corazón”, explicó el propio compositor al diario Los Angeles Times, en una entrevista concedida en 2009.

“Cuando muere un personaje, cuando alguien gana, cuando alguien pierde, cuando alguien desaparece, siempre me aseguro de que el corazón sienta lo que tiene que sentir. Es mi papel principal”.

¿El truco? La sencillez
El mundo del cine no daba crédito a la trágica muerte de Horner. Los mensajes de condolencias y lamento se sucedían desde que se conoció la noticia.

Céline Dion le dedicó unas emocionadas palabras, sin esconder lo “conmocionada” que está. “Lo echaremos de menos”, afirmó.

La NASA también homenajeó al compositor de “Apollo 13”, recordando que su tema “Wallace Courts Murron”, de la cinta “Braveheart”, fue usada en 2001 para despertar a los cinco astronautas del transbordador espacial Atlantis tras su primera noche en el espacio.

Horner fue un virtuoso del piano, que aprendió a tocar a los cinco años. Su pasión por este instrumento lo llevó a dejar su Los Ángeles natal para estudiarlo en el Royal College of Music de Londres.

Su transición al cine fue algo natural, convencido de que lo mucho que la música hace sentir al espectador.

“Creo que la gente me contrata por el punto de vista raro que aporto”, señaló al Los Angeles Times. “Parte del truco es mantener la sencillez: hay que dar la impresión de que no hay mucha música, cuando en el fondo hay mucha”.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada