22 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Eloy Jáuregui: 'Tengo una enfermedad crónica, la crónica'

Este periodista y poeta limeño presenta nueva obra en la Feria del Libro: ‘Caza Propia’, que reúne textos escritos en los últimos dos años.

Eloy Jáuregui: 'Tengo una enfermedad crónica, la crónica' Eloy Jáuregui

Por: LUIS CARLOS ARIAS SCHREIBER

Eloy me cita en la Feria del Libro cuando le escribo para hacerle una entrevista sobre Caza Propia (Ediciones Lancom), su nuevo libro de crónicas. Nos sentamos en una mesita de la cafetería, que inunda la feria con sus olores a salchipapas y picarones. En diez minutos nos interrumpen tres editores, una exalumna, un joven escritor de libros de fútbol, un excongresista y un admirador venido de Chincha que le pide un selfie. Le digo para sentarnos un poco más escondiditos –aunque por allá huela más a salchipapa–, Eloy se acomoda mejor y se echa a hablar. Entonces, las preguntas sobran.

“Aquí en este libro están más o menos mis dos últimos años de experiencia periodística, desde que me fui a vivir a Cuba. Son como tres viajes: ese de La Habana, otro que hice el año pasado a Italia para seguir los últimos días de la vida de Jorge Eduardo Eielson y otro por la Carretera Central… Han sido meses en los que he escrito mucho.

En La Habana, se puede escribir mejor. No hay cable, ni teléfono, ni Internet, nada te distrae, salvo las mujeres y el ron. Allá trabajo en edición de libros universitarios para Casa de las Américas. No es cosa sencilla, hay libros hasta de Ingeniería Mecánica. En Cuba, han pasado cosas extraordinarias. Llegaron el Papa, los Rolling Stones, Obama, y murió Fidel Castro. He visto toda esa transformación. En Caza Propia, tengo 6 o 7 crónicas de Cuba y ya tengo listo otro libro, El son de La Habana, que es más de ensayos, sobre temas sociales –educación, salud, agricultura…–, cosas de las que uno se entera viviendo allá.

Después está lo del viaje a Europa por Eielson, poeta peruano que afuera es más conocido que Vallejo. En la Universidad de Firenze (Florencia) hay un centro de estudios, todo un piso, que se llama Jorge Eduardo Eielson, donde están sus esculturas, pinturas, instalaciones, su biblioteca con más de 7 mil libros, 2 mil revistas y se dan cursos todo el año sobre su obra. Y también estuve en Cerdeña, una isla donde Eielson pasaba los veranos, que es un paraíso en el Mediterráneo. Allí está su tumba. Su casa quedaba a orillas de un río de aguas diáfanas. Subías un montecito con ovejas y ahí nomás estaba la playa. Todo con una gran calma, unos colores, mucho vino, un paraíso. Lo que publico en Caza Propia es el adelanto de un estudio que estoy haciendo sobre Eielson.

El tercer viaje es por Carretera Central, la Lima andina, que es una locura. Un emporio comercial, industrial, artístico… Todos los días hay fiestas en unos 70 chichódromos, que les llaman complejos. El más grande es el Complejo Santa Rosa, parece la Quinta Vergara, que está en el Kilómetro 0 de Lima, en el puente Santa Anita, donde se cruza Evitamiento con la Carretera Central. Hay shows desde las cuatro de la tarde a diario. Un movimiento de miles de músicos, productores, con cajas de cervezas hasta el techo. Un día toca folclore, otro reggaetón, cumbia, huaino. Allí se venera a varios santos: Picaflor de los Andes, Flor Pucarina, Los Shapis, Chacalón, que ya es un personaje divino, ya hace milagros de lo lindo, y hay uno nuevo que se llama Clavito, tiene su orquesta, Clavito y su Chela, el nuevo canto wanka. Él es un expolicía que ha peleado en Mazamari, en el Vraem, y que también ha sido salvavidas. En estas crónicas hago perfiles de estos personajes con un estudio también del lugar.

Bueno, como te digo, esas cosas que me han pasado en estos dos últimos años están un poco aquí, mezclando crónica con ensayo. En cada párrafo hay una descripción periodística, sí, pero viene con una observación, una reflexión, una explicación de estos fenómenos noticiosos. Porque yo escribo sobre noticias, esto es un libro de periodismo. Digamos que he progresado en mi arte de la crónica, je, y lo he vinculado con el ensayo, al estilo de Carlos Monsiváis o Martín Caparrós. Además, yo escribo como un enfermo todos los días, tengo una enfermedad crónica: la crónica. Ya tengo cinco libros y otro haciendo cola, La Carretera Central, que es sobre la música chicha y va a salir con Planeta en noviembre. Yo escribo crónica todos los días, porque me gusta investigar, soy curioso, estoy detrás de las cosas que me interesan, sobre todo con un rescate de esta maravilla que es el Perú, esa maravilla que he extrañado tanto cuando he estado fuera. Imagínate, en ese paraíso que era Cerdeña me daba ganas de escuchar Radiomar. Extrañaba hasta nuestra podredumbre, los noticieros, ver al Boys, los valsecitos, la comida…

Así me ha ganado la sorpresa. A mis 63 años, cada vez que estoy más viejo descubro más cosas y eso me obliga a investigar y escribir. No puede ser que conozca algo nuevo y no escriba de eso, pues. Me he dado cuenta de que tengo mucho por escribir, pero crónicas que son más chiquitas. Antes me regodeaba mucho… Claro, siempre queda una ironía, la joda, el humor, juegos de palabras, retruécanos, que aprendí de Cabrera Infante, pero lo hago ahora con más rigor, menos arabescos, menos tribuna y más información”.


Letras cotidianas

• Caza Propia (Ediciones Lancom, 268 pp.) es el quinto libro de crónicas de Eloy Jáuregui.

• Las 41 crónicas están divididas en cinco secciones: Barro Barroco, Vidas para Leerlas, Música & Músculo, Los Riñones de Joyce y Castro y Cenizas.

• Se vende a 40 soles en la Feria del Libro (FIL).

¿Cómo conseguir libros gratis en la FIL Lima 2017?

Con el fin de promover el conocimiento y la valoración de la ciudad, y con ello la identidad ciudadana, la Gerencia de Cultura de la Municipalidad de Lima viene distribuyendo desde el año 2016 una serie de publicaciones de formato mediano llamadas MUNILIBROS, con textos cortos de lenguaje ágil y fácil lectura que están a disposición de los vecinos de manera gratuita.


.-

No dejes de seguir a Publimetro en Facebook

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada