23 de mayo de 2018

Temas del día

Redacción Publimetro |

'Dos extranjeras', por Verónica Klingenberger

“‘En cuerpo y alma’ es ciertamente hermosa en su crudeza y manipula nuestro corazón con la delicadeza de un charcutero”.

'En cuerpo y alma' y 'The Square'.

POR VERÓNICA KLINGENBERGER
Periodista
@vklingenberger

Dos cintas nominadas al Oscar para Mejor Película Extranjera. Una es húngara. La otra sueca. Ambas rarísimas y superiores a algunas de las nominadas a Mejor Película.

En cuerpo y alma (On Body and Soul)

Esta es la húngara. Una historia de amor entre el sueño y la muerte: oscura, intensa y un poco sangrienta. Dos compañeros de trabajo (el gerente financiero y la supervisora de calidad de un matadero) descubren una mágica afinidad: ambos sueñan lo mismo. El sueño transcurre en un bosque helado, donde nieva constantemente. Ellos son dos venados, un macho y una hembra, que se hacen compañía en silencio. Pastan, se rozan los hocicos mientras beben agua, se miran fijamente con solo un pequeño lago entre ambos. Despiertos son humanos con mucho de venados. Son ciertamente huidizos, solitarios y cada uno lidia con su propia debilidad física. Ella parece tener Asperger, él un brazo totalmente paralizado.

El telón de fondo de esta historia de amor es un camal. Vemos vacas que viven para morir y que mueren frente a cámaras. También, en una escena que se hace excesivamente larga para los cobardes, vemos cómo ese enorme y noble animal (¿sabías que las vacas tienen mejores amigas?) es despojado de su cabeza, y ya sin rostro, es convertido en esos filetes que tanto nos gusta asar los fines de semana. Dirigida por Ildikó Enyedi y ganadora del Globo de Oro, En Cuerpo y Alma es ciertamente hermosa en su crudeza y manipula nuestro corazón con la delicadeza de un charcutero. Está en Netflix.

The Square

El reconocido curador del Museo de Arte Contemporáneo de Estocolmo –el guapo y empático Christian– inaugura una obra titulada The Square (el cuadrado). Una placa explica la pieza, que no es otra cosa que un cuadrado trazado sobre el patio de entrada al museo: “El cuadrado es un santuario de confianza y afecto. Dentro de él todos tenemos los mismos derechos y obligaciones”. Toda la película refleja lo que ocurre fuera del “cuadrado” y plantea una reflexión mordaz, cómica y construida a modo de cadena a partir de situaciones aisladas como sketches, sobre elitismo, corrección política y diplomacia. Estamos en la Suecia contemporánea, la perfección salpicada de borrachos durmiendo en las calles y mendigos inmigrantes que exigen de mala gana sánguches de pollo a los rubios que lo tienen todo.

Ruben Östlund es conocido por enfrentar a sus protagonistas con situaciones límite que revelan un lado de ellos que nunca sospecharon (en Fuerza Mayor, que ganó el premio del jurado en Cannes en el 2014, una avalancha en un exclusivo resort de los Alpes franceses generaba un alud interno en la familia perfecta). En The Square, es un robo el que desata todo. Por tratar de ayudar a una mujer aparentemente en problemas, Christian es víctima de una estafa y pierde su billetera y su celular en la calle. Aconsejado por un colega y gracias a que puede rastrear la posición exacta de su teléfono, decide enviar una carta de amenaza a todos los departamentos de un gran edificio residencial ubicado en una zona que para los suecos ricos parece ser peligrosa. A partir de ahí, se desencadena el caos. La película está bien, y tiene escenas deliciosamente absurdas y divertidas (como el chimpancé real y el artista que hace de chimpancé en una performance). Pero por algún motivo no logra cuajar del todo y resulta tan pretenciosa como el mundo que señala con una media sonrisa.

MÁS NOTICIAS…

Noticias de Actualidad, Entretenimiento y Deportes

Noticias de actualidad, deportes, economia, tecnologia, cine, espectaculos, turismo y mas del Peru y el Mundo en Publimetro.pe


No dejes de seguir a Publimetro en Facebook

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO