19 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Día Mundial de la Narración Oral se celebra hoy domingo

Conversamos con Diego Zevallos, un psicólogo que se dedica a este milenario arte.

Día Mundial de la Narración Oral se celebra hoy domingo Diego Zevallos en plena narración de cuentos.

Contar historias es una de las costumbres más arraigadas del ser humano. A veces contamos historias por necesidad, otras por placer y en algunas ocasiones por mantener vivo este arte. Este último es el caso de Diego Zevallos, un psicólogo clínico de 29 años que se dedica desde hace nueve a la narración oral.

Diego aparte de dictar talleres, ha hecho un importante trabajo de narración en cárceles y hospitales.

“Antes de psicología me acerqué a las artes escénicas, claun, escribía cuentos. Al escribir me daba cuenta que necesitaba un contacto con el público. En el 2007 me entero que existe este arte y empiezo a inscribirme en talleres, y me meto de lleno a lo que al final es pararse frente a un público y contar una historia”, cuenta Diego.

El escribir no lo satisfacía del todo y sentía que debía buscar otra plataforma para hacer llegar estas historias.

Pero qué es para Diego la narración oral: “Es un puente de comunicación limpio entre emisor y receptor. Cuando un narrdor cuenta, rompe la cuarta pared, como la tiene el actor. Si el público participa, yo puedo meter eso al cuento”.

Tal cual. Para Diego Zevallos, que alguien lo interrumpa en plena narración no es un problema. Todo lo contrario: lo utiliza a favor de la historia. “Una vez estaba contando cuentos para adolescentes, y había una pareja que llegó y parecían peleados. Pero conforme transcurría la historia se miraban cómplices, se tomaron de las manos, y en un momento ella suspiró. Entonces hice que ese suspiro sea parte de mi relato”.

Zevallos explica que hay quienes prefieren escribir sus propios cuentos. Otros eligen un autor determinado. Pero la que más utiliza él es trabajar cuentos de hace miles de años, pero haciendo su propia versión. “Imaginémonos que el cuento trata de un príncipe que quiere conocer una princesa. Pero la versión la traemos al presente. Entonces incluyo que el príncipe stalkeaba en Facebook a la princesa”.

Entonces, ¿cualquiera puede ser narrador? “Cada persona tiene su particularidad para hablar, su propia sazón de narrador. Yo trabajo dando talleres, y el objetivo es buscar tu propia manera de expresarte, tomar conciencia de cómo comunicarte. Cualquier persona que se conecte con su propio narrador puede hacerlo”, explica Diego Zevallos.

Por ejemplo, hace unos años, Diego dictó un taller para profesoras en un colegio. Pero una de ellas le decía: “No sé si me vaya bien porque mi voz es muy apagada”. Diego le explicó que no se trata de cambiar la forma de hablar, sino de utilizar los recursos a tu favor para que el público tenga la necesidad de seguir escuchando. Cuando le tocó hacer la actuación a la profesora, logró tener a todos los alumnos inclinados y siguiendo la historia que salía de esa voz susurrante.

El Día Internacional de la Narración Oral se celebra desde hace pocos años todos los 20 de marzo. La costumbre nació en Europa y se celebra, como no podía ser de otra manera, contando historias.

Diego finaliza con un mensaje: “Hay que animar al papá y a la mamá a que cuenten historias a sus hijos, porque se gana muchísimo. Al final, es comunicación. Y no hay nada mejor. El domingo es un día perfecto para contar historias. Si quieren que sus hijos lean, cuéntenles historia”.

Puedes encontrar a Diego Zevallos en el Facebook Diario de un narrador, y en el blog: www.diariodeunnarrador.blogspot.com.

Un ejemplo de narración oral con el francés Francois Vallaeys


.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada