24 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

CRÓNICA: Cerati, la espera lo agotó

Publimetro estuvo en Buenos Aires y fue testigo de cómo los argentinos despidieron al músico argentino.

CRÓNICA: Cerati, la espera lo agotó (Foto: AFP)

Daniel Sebeckis
Enviado especial, desde Argentina

Fueron cientos de personas, de todas las edades y nacionalidades los que llegaron por la tarde a la clínica Alcla, ubicada en el barrio porteño de Núñez, a despedir al ex líder de la banda Soda Stereo, Gustavo Cerati, fallecido hoy por la mañana tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

Muchos llegaron sin poder creerlo, aún impactados por su muerte, otros tocando sus canciones. Otros, simplemente, a dejar una flor en señal de agradecimiento por su música y su arte. Eric, un argentino de 46 años, decía que “he crecido gracias a Cerati y su música. Su muerte fue un balde de agua fría, todavía no lo puedo creer”.

Hasta la noche se siguieron sumando fanáticos para rendirle tributo a ‘Gus’. Gente pasaba en vehículos escuchando a todo volumen las canciones de Soda Stereo, o llorando, o gritando palabras de aliento a la famila del cantante. El ambiente era de mucho fervor, mucho rock, mucho Soda y muchos fanáticos de países de Latinoamérica quienes llegaron a la clínica a formar una especie de santuario en torno a la imagen del que hoy pasó a ser un mito de la música argentina y latinoamericana.

Nadie quería quedar afuera del adiós definitivo a Cerati. Familias completas, de todas las generaciones que escucharon su música se envolvieron en un solo abrazo y en un solo consuelo. “Gustavo va a vivir siempre en nosotros, nunca morirá, su legado va a quedar siempre cada vez que los escuchemos cantar en alguna radio”, era el mensaje de una fan.

Mientras la gente seguía llegando y la luz del día se apagaba, las melodías de la canción ‘Adiós’ sonaban de fondo en un auto que estaba estacionado, como creando un marco de initimidad para un momento muy triste para los ‘Sodadictos’ que estaban en el lugar. Danilo Reyes, un chileno residente en Buenos Aires, cuenta: “Me enteré de la noticia y vine aquí a la clínica. Vivo a pocas cuadras y no podía estar ausente en el adiós definitivo de Cerati. Soy un fanático a muerte”.

Toda Argentina y Latinoamérica llora a Cerati. En su ‘Ciudad de la furia’ y no se habló durante toda la jornada de otra cosa que de su fallecimiento, en todos los lugares por donde uno podía caminar se escuchaban canciones de Soda Stereo o de su época como solista. Gustavo dejó un legado imborrable.

Se fue uno de los iconos del rock argentino. Fueron cuatro años de espera, pero finalmente, la espera lo agotó.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada