21 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Cómo distribuían su día los personajes más brillantes de la historia?

La página Info We Trust se basó en el libro de Mason Currey, Daily Rituals: How Artists Work, para generar posters con la rutina diaria de las mentes más brillantes de la historia.

¿Cómo distribuían su día los personajes más brillantes de la historia?
(Foto: Info We Trust)
¿Cómo distribuían su día los personajes más brillantes de la historia?
(Foto: Info We Trust)
¿Cómo distribuían su día los personajes más brillantes de la historia?
Honoré de Balzac. (Foto: Info We Trust)
    0 de 0

(Foto: Info We Trust)

Muchos se han preguntado cómo es que personajes como Mozart, Honoré de Balzac o Beethoven, lograban optimizar su día a día para alcanzar todos los logros en su vida. Ante esta interrogante la página web Info We Trust desarrolló posters con la rutina diaria de cada uno, descubriendo hábitos singulares en cada uno.

Basándose en el libro Daily Rituals: How Artists Work de Mason Currey y RJ Andrews de Info We Trust, ambos crearon una visualización de cómo los figuras más influyentes de la historia distribuían sus actividades en el día.

Es así que algunos de los íconos más recordados tenían hábitos muy excéntricos. Un caso era Beethoven, quien minuciosamente contaba 60 granos de café para su taza matutina.

¿Piensas que tus mañanas eran estresantes? El autor francés Victor Hugo se despertaba todos los días al ritmo de un arma de fuego para luego darse una ducha en un baño público.

Por su lado, el francés Honoré de Balzac, separaba su día entre “orgías de trabajo” y “orgías de relajación y placer”, según un biógrafo. Asimismo, consumía alrededor de 50 tazas de café al día.

En la lista de personajes también figuran Gustave Flaubert, Thomas Mann, Sigmund Freud, Immanuel Kant, Maya Angelou, John Milton, Charles Dickens, W.H. Auden, Charles Darwin, P.I. Tchaikovsky, Le Corbusier y Benjamin Franklin.

Si quieres ver más detalles sobre otros personajes dale click aquí.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada