09 de diciembre de 2018
Redacción Publimetro |

Cine: cinco comedias románticas con música que quedó en nuestra memoria

¿Cómo no sentirse identificado con personajes que se conectan a través de algo tan universal como la música?

Cine: cinco comedias románticas con música que quedó en nuestra memoria Alta fidelidad, un clásico del cine con música que siempre recordaremos.

El escritor Nick Hornby se ha encargado de reflejar como nadie ese paso de la adolescencia tardía a la adultez definitiva. Novelas suyas como Alta fidelidad (High Fidelity, 1995) y Érase una vez un Padre (About a Boy, 1998) se adaptaron al cine y revitalizaron las comedias románticas. Y su éxito no es casualidad: ¿cómo no sentirse identificado con personajes que se conectan a través de algo tan universal como la música?

El último de sus relatos en llegar a la pantalla grande es Amor de Vinilo, una historia que muestra como una mujer (Rose Byrne) comienza un romance con el músico (Ethan Hawke) que fanatiza a su ex pareja (Chris O’Dowd).

Su próximo estreno en las salas de cine nos invita a recordar a otras producciones del género en las cuales la banda sonora ocupó un rol central.

500 días con Ellas (500 Days of Summer, 2009): Una comedia anti-romántica y extremadamente hípster. Tom tiene un amor a primera vista cuando se cruza con Summer y ella le elogia la música de The Smiths que sale de sus auriculares. Pero tener los mismos gustos no significa nada…

Días de Vinilo (2012): Se puede resistir a cambiar, pero no se puede impedir que los problemas sean distintos en cada etapa de la vida. Y este film, mientras suenan covers de The Beatles, se pregunta si se puede madurar sin resignar aquello que conforma nuestra personalidad. La respuesta es alentadora.

Digan lo que Quieran (Say Anything, 1989): Con toda su inocencia, este clásico ochentoso intentó demostrar que los amores no tienen por qué ser “correspondidos”. ¿Quién no se acuerda de Lloyd Dobler tratando de conquistar a una con un radiograbador al hombro del que brotaba In Your Eyes de Peter Gabriel?

Alta Fidelidad (High Fidelity, 2000): Los megalómanos suelen hacer listas de todo. Y Rob, dueño de una disquería, se excedió un poco al enumerar a sus ex. ¿Los motivos? Entender por qué lo dejaron. Así, él llega a entender cuestiones como su miedo al compromiso mientras suenan glorias como 13th Floor Elevators.

Adventureland – Un Verano Memorable (Adventureland, 2007): Afrontar el fin de la adolescencia, no es fácil. Y, en el caso de James, ese desafío se mezcla con la irrupción de una mujer que lo vuelve loco. Así lo vemos crecer de golpe sin perder la dulzura y manteniendo la pasión por glorias como Lou Reed y David Bowie.

NOTAS RELACIONADAS

¿Qué efectos tiene beber alcohol delante de los hijos? La ciencia nos responde

Realizó truco que incluía tragar 13 cuchillos, pero todo terminó mal | VIDEO

Encuentran una ardilla electrocutada y logran revivirla aplicando técnica de primeros auxilios

Facebook: su esposo le dio 46 puñaladas y ella esperará que cumpla su condena

Perro le da el último adiós a su amo desahuciado y enternece a miles

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada