23 de noviembre de 2017

Temas del día

'Breaking Bad' dice adiós como la gran triunfadora de los Emmy

El protagonista de Breaking Bad, Bryan Cranston, se fue a casa con su cuarto Emmy al Mejor actor gracias a su personaje de Walter White, un profesor de química devenido en productor de metanfetaminas.

'Breaking Bad' dice adiós como la gran triunfadora de los Emmy Aaron Paul, Anna Gunn y Bryan Cranston con sus respectivos trofeos Emmy (Foto: AFP)

AFP. Breaking Bad se despidió de la televisión al llevarse los principales premios Emmy de las categorías dramáticas, en una ceremonia que el martes era criticada por la intervención de Sofía Vergara en una plataforma giratoria.

En la gala la noche del lunes en el teatro Nokia de Los Ángeles, “Breaking Bad” se llevó el Emmy a Mejor serie dramática, un premio que ya logró el año pasado, y repartió estatuillas entre sus protagonistas: Bryan Cranston, Paul Aaron y Anna Gunn.

“Modern Family”, de su lado, marcó un hito al llevarse por quinta vez consecutiva el título a la Mejor comedia, igualando el récord de la serie de los 90 “Frasier”.

Las mayores decepciones corrieron a cargo de “Juego de tronos”, que una vez más se fue con las manos vacías, y “True Detective”, protagonizada por el oscarizado Matthew McConaughey.

Netflix corrió la misma suerte con “House of Cards” y “Orange Is The New Black”, que tampoco obtuvieron ninguno de los premios principales.

El protagonista de “Breaking Bad”, Bryan Cranston, se fue a casa con su cuarto Emmy al Mejor actor gracias a su personaje de Walter White, un profesor de química devenido en productor de metanfetaminas.

“Amo actuar, es mi pasión y lo seguiré haciendo hasta mi último aliento”, prometió el actor. La serie emitió su último capítulo en septiembre de 2013.

Julianna Margulies se impuso como Mejor actriz dramática por “The Good Wife”, que narra el giro que da la vida de un político encarcelado por corrupción, un premio que ya ganó en 2011.

“Modern Family” y una plataforma sexista

Además del premio a Mejor comedia, Modern Family también sumó el Emmy al Mejor actor de reparto para Ty Burrell y Mejor director para Gail Mancuso.

Pero la colombiana Sofía Vergara, que por primera vez no estuvo nominada por su papel de Gloria, era blanco de críticas el martes por haber posado sobre una plataforma giratoria que expuso al público sus explosivas curvas desde todos los ángulos.

Según los críticos, la escena estaba fuera de lugar en tiempos en que las mujeres han conseguido brillar con luz propia con papeles de personas inteligentes y complejas, como Margulies, Kerry Washington (Scandal) y Robin Wright (House of Cards).

“¡Puah!”, escribió el martes la crítica Sarah Larson en la prestigiosa revista cultural The New Yorker. “Un giro preocupante”, acusó el diario en línea Huffington Post. “Literalmente, la trataron como una mujer-objeto”, indicó de su lado la revista Jezebel. “Ese extraño momento de los Emmy en que Sofía Vergara se convirtió en un objeto”, tituló la revista estadounidense Salon, denunciando el aún omnipresente sexismo.

Ante la controversia, la actriz aclaró que “alguien puede ser guapo y al mismo tiempo ser divertido y reírse de sí mismo”.

Williams, la estrella más brillante

Jim Parsons dedicó a su padre fallecido su cuarto Emmy al Mejor actor por interpretar al hilarante científico y ególatra Sheldon Cooper en la comedia “The Big Bang Theory”.

Uno de los momentos más aplaudidos de la ceremonia fue cuando Cranston sorprendió con un apasionado beso a Julia Louis-Dreyfus, que iba a recoger su estatuilla a Mejor actriz de comedia por “Veep”.

Cranston y Louis-Dreyfus eran compañeros de reparto en la comedia de los años 90 “Seinfeld”, donde el entonces desconocido actor compartió con “Elaine” algunos besos de ese calibre.

“Fargo” fue reconocida como la Mejor miniserie, mientras que “The Normal Heart”, sobre la lucha contra el sida en la década de los ’80, fue galardonada como Mejor película de televisión.

Pero la gran triunfadora fue Allison Janney, quien se llevó dos trofeos la misma noche: uno como actriz invitada por su ama de casa puritana en “Masters of Sex” y otro como actriz de reparto por su abuela alcohólica en “Mom”.

El actor Billy Crystal fue el encargado de rendir homenaje a su compañero Robin Williams, fallecido hace dos semanas. “Era la estrella más brillante de la galaxia de la comedia y su bella luz seguirá brillando en nosotros para siempre”, dijo el comediante.

Las estrellas de la pequeña pantalla lucieron espectaculares diseños: Taylor Schilling (“Orange Is The New Black”) llegó envuelta en pedrería, Anna Chlumsky (“Veep”) con un sobrio vestido blanco y Hayden Panettiere (“Nashville”) con vertiginoso escote hasta su abultada barriga embarazada.

La nota polémica en la alfombra roja la marcó de nuevo Lena Dunham (“Girls”), quien llegó con su cabello platinado y un discutido vestido de Giambattista Valli rosa y rojo en capas de tul que caían, como un tutú, hasta el suelo.

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO