17 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

El arte de hacer cine con solo 200 dólares

Conozca Wakaliwood, el Hollywood ugandés donde con mucho ingenio y creatividad se han rodado en los último nueve años 46 películas de acción sin apenas presupuesto.

(Video: AFP)

AFP. Un hombre enmascarado en moto cae al suelo y su enemigo de rastas se la arrebata momentos después.

¿Una escena de violencia de la insegura Kampala? No.. Esto es una película, parte de la producción “Operation Kakongoliro” que será estrenada este año por Ramon Film Productions.

La ubicación del rodaje es un depósito de chatarra de Wakaliga, una barriada pobre en la capital de Uganda bautizada como ‘Wakaliwood’.

El escritor, director y productor Isaac Nabwana se crió aquí, donde sus hermanos solían describirle las películas que veían en el cine.

“Mis hermanos mayores solían ir al cine, pero yo no iba. Así que cuando volvían solían contarme las historias de las películas que veían. Recuerdo que Bud Spencer era uno de los actores de la época, igual que Wang Liu, Bruce Lee”, cuenta Nabwana.

Años después Nabwana fundó Ramon Film Productions, la primera compañía de cine de acción de Uganda, que en los últimos nueve años ha producido 46 películas.

Pero su éxito no ha cambiado su presupuesto. Su película más exitosa “Quién mató al capitán Alex”, se filmó en un mes en 2010 con un costo de unos 200 dólares.

Los decorados se improvisan o se crean: lanzacohetes se hacen con sartenes y tubos de plástico, y se emplean preservativos rellenos de colorante rojo para las escenas sangrientas.

“Algunas veces Ramon Film Productions necesita algo como una pistola o un arma. Puedo crear algunas granadas, eso es un juguete, pero cuando estás en una película es real”, señala Dauda Bisaso, actor y creador de decorados.

Tras ver algunas de las películas de Isaac en 2011, Alan Hofmanis dejó su trabajo en el mundo del cine y se fue a Uganda.

Desde entonces es se ha convertido en el puente de Wakaliwood con occidente, ayudándoles a promover campañas de financiación compartida en internet con el fin de recaudar dinero para equipos y posiblemente para un estudio. Las películas se distribuyen luego puerta a puerta por un dólar, o pueden verse gratuitamente en internet.

“Tienen los problemas que tiene todo el mundo, lo que significa dinero, conseguir gente, cosas como esta. Pero la electricidad es una lucha, si tenemos suerte la tenemos cuatro días en la semana. Las computadoras.. las construimos de trozos de chatarra. Normalmente duran entre 3 y 4 meses antes de que el polvo y el calor las estropeen. Y todo el equipo que tienen lo construyen con trozos de metal”, señala el promotor Alan Hofmanis.

Muchos en Uganda, inspirados en el exitoso Nolywood de Nigeria o incluso en el mismo Hollywood, sueñan con construir su propia industria cinematográfica. Pero el sueño de Isaac es más simple: que las historias de su país sean vistas en el resto del mundo.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada