(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

Una multitud despidió hoy en Buenos Aires y bajo una lluvia torrencial al músico argentino Gustavo Cerati, emblema del rock en América Latina muerto ayer jueves a los 55 años tras cuatro años en coma.

Un cerrado aplauso y estrofas de su canción ‘En la ciudad de la furia’ sirvieron de último tributo de miles de admiradores de Cerati, quien fue guitarra, voz y alma del exitoso trío Soda Stereo antes de seguir una carrera solista que cimentó su posición como referente del rock en América Latina.

“Me verás volar/ por la ciudad de la furia/ donde nadie sabe de mí/ y yo soy parte de todos”, cantó la multitud cuando la madre del músico, Lilian Clark, se asomó a un balcón de la Legislatura para agradecer entre lágrimas el último tributo de sus fans al momento de dar por concluido el velatorio, que según la policía congregó a más de veinte mil personas.

Francisco envió pésame
El papa Francisco, que había enviado el año pasado una carta de apoyo a la madre del artista expresó sus condolencias a la familia. “El Santo Padre Francisco, informado del fallecimiento de Gustavo Cerati, expresa su condolencia y asegura su oración por el alma del joven músico, estrechándose con afecto a su madre, a sus hijos y a todos sus seres queridos, amigos y fans en el día de su sepultura”, dijo monseñor Guillermo Karcher, encargado de Ceremonial del Vaticano, en su Facebook.