¿Quién no se ha molestado alguna vez por un mal conductor? Los limeños más que nadie sabemos bien de estos temas.

Pero este caso sucedió en Rusia. Una cámara en un auto grabó una divertida escena en una congestionada avenida de Moscú. Un conductor enfurecido baja del auto en medio del tráfico para reclamarle al chofer del carro de adelante.

Pero cuando se acerca, quien da la cara es la mascota del chofer. Con un ladrido bastó para que el reclamón se regrese a su auto.