Patear penales parece fácil: prácticamente estás solo frente a un arco que supera en dimensiones considerables al arquero rival. El problema es que esta lógica no es tan sencilla de creer en el fútbol profesional, porque la experiencia determina la soltura y determinación de cada disparo.

El seleccionado peruano Christian Cueva es considerado uno de los mejores jugadores de la blanquirroja en lo que duró la Copa América Bicentenario, mérito que nadie cuestiona. Sin embargo, tras fallarse el segundo penal del partido de ayer ante Colombia, Cueva viene siendo criticado en redes sociales.

Pero lo cierto es que él también sufrió así como el hincha que explotó de decepción en la noche de ayer. Las cámaras de televisión filmaron pequeños fragmentos de cómo Cueva dejaba la cancha tapándose la cara de la tristeza.

Las imágenes son comentadas y generan debate en Internet. ¿Ustedes qué opinan?