23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Tragedia en los piques legales por muerte de Gonzales-Vigil

Sería por una falla mecánica. Padre de jugador de Alianza Lima se estrelló en el circuito de La Chutana.

Tragedia en los piques legales por muerte de Gonzales-Vigil Aurelio Gonzales-Vigil junto a su inseparable Studebacker. (Foto: Cadepor)

Por: Christian Lengua

El sábado pasado en el Autódromo de La Chutana (km 50 de la Panamericana Sur) se realizó la primera fecha de verano del Campeonato de Piques Legales, organizado por el Club de Autos Deportivos del Perú (Cadepor).

Esta era la primera vez que la prueba de aceleración se iba a correr de noche, aprovechando un nuevo sistema de iluminación.

Lamentablemente, en la última carrera de clasificación, uno de los favoritos, Aurelio Gonzales-Vigil (de 68 años y con ocho hijos), perdió la vida al estrellar su Studebacker Commander contra un muro del autódromo.

Aurelio, padre del delantero de Alianza Lima Juan Diego Gonzales-Vigil, tenía 50 años de experiencia corriendo piques. Pero su auto quedó destrozado, ya que había alcanzado los 190 km/h.

Una ambulancia del autódromo lo atendió de inmediato, pero camino a la clínica falleció.

Estos piques legales se corrieron sobre una distancia de 250 metros. Gonzales-Vigil había preparado personalmente su auto.

“Lo que hubo, aparentemente, fue un desperfecto mecánico pues el auto nunca dejó de acelerar”, le explica a Publimetro Galo Giraldez, presidente del Cadepor.

Según Giraldez, Gonzales- Vigil pasó la meta “y por alguna razón no pudo parar hasta chocarse con un muro. El accidente no pasó en la pista de carrera, sino 200 metros después de la llegada”.

Desmintió además que haya habido problemas con la luz: “La iluminación ha sido buena. Triplicamos la cantidad de reflectores de las Seis Horas Peruanas. El auto de Aurelio tenía faros, si él consideraba que no veía los hubiera prendido, pero la pista estaba lo suficientemente iluminada. El piloto decide si sale con los faros prendidos o apagados”.

Giraldez era amigo de Gonzales-Vigil desde hace más de 30 años y lo describe como un piloto muy vehemente, pero con una gran experiencia de manejo. “Para nada era un loco al manejar”.

Ya se iniciaron las investigaciones y Giraldez señala: “Si en algo van a responsabilizarnos, responderemos, pero por nuestra parte hemos hecho todo lo mejor posible. Lo que pido es resaltar la figura de Aurelio que fue bicampeón de su categoría. Un tipo competitivo, valiente y audaz, que murió en su ley”, añadió.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada