26 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Selección tahitiana de fútbol playa quedó en cuarto puesto del Mundial

Perdió ante Brasil por el tercer lugar del certamen jugado en Tahití. Rusia se llevó el título tras golear a España 5-1.

Selección tahitiana de fútbol playa quedó en cuarto puesto del Mundial (Foto: AFP)

(AFP). Brasil terminó en tercer lugar en el Mundial de fútbol playa de Tahití-2013 al derrotar a la selección local por penales (1-0), después de que el tiempo reglamentario terminara 6-6 y la prolongación 7-7.

Después de que Tahití forzara los penales al marcar un gol de cabeza por medio de Naea Bennett en el último segundo de la prórroga, Brasil se hizo con el bronce en los lanzamientos al fallar Li Fung Kuee por los locales y marcar Jorginho para los sudamericanos.

Con este tercer puesto, Brasil consigue mantenerse en el podio en las siete ediciones disputadas del Mundial de fútbol playa, con dos bronces (2005 y 2013), cuatro oros (2006, 2007, 2008 y 2009) y una plata (2011).

El título fue para Rusia, que goleó a España en la final por 5-1.

Además del bronce, a Brasil le queda como consolación el premio de mejor jugador del torneo para Bruno Xavier, que ganó el Balón de Oro, además de la Bota de Plata de segundo máximo goleador, con diez dianas, superado por el ruso Dimitrii Shishin (11).

Los tantos brasileños contra Tahití fueron marcados por Bruno Xavier (7), Daniel (12), André (12), Eudin (14 y 19), Jorginho (24 y 39).

Los goles tahitianos los marcaron Li Fung Kuee (1 y 24), Marama Amau (12), Heimanu Taiarui (21 y 35) y Naea Bennett (33, 40).

“El nivel fue excelente. Este Mundial fue muy equilibrado, mucho más que en los primeros tiempos del fútbol playa y Tahití es el mejor ejemplo”, afirmó a la AFP el técnico de Brasil, Junior Negao.

“Los tahitianos juegan al más alto nivel desde hace poco, pero estuvieron peleando por el título. Todos los equipos han elevado su nivel”, añadió Negao.

Brasil iba ganando por 6-4 al inicio del tercer y último período, pero Tahití logró forzar la prolongación con tantos de Bennet y Taiarui en los minutos finales, el último con Brasil en inferioridad numérica por una tarjeta roja a Bruno Xavier.

En la prolongación, con Brasil ya al completo, Jorgihno marcó un tiro libre a menos de un minuto para el final, pero cuando quedaban dos décimas de segundo, Tahití obtuvo un córner, que fue rematado por Naea Bennett de cabeza, completamente libre de marcaje, logrando el empate 7-7 que llevaba a los penales.

“Fue un partido fantástico para el público. Se ha visto fútbol playa espectacular, como gusta a todo el mundo, y por ello pienso que hay que felicitar a los dos equipos”, afirmó a la AFP el atacante brasileño Bruno Xavier.

“El entrenador de Tahití, Angelo Schirinzi, es amigo mío. Conozco su forma de trabajar y por eso entiendo el progreso de la selección polinesia”, explicó Bruno Xavier.

Tras el final de la prolongación vio la tarjeta roja el brasileño Bruno Malias por protestas, igual que había sido expulsado el técnico tahitiano, el suizo Angelo Schirinzi, por quejarse tras el final del tiempo reglamentario.

“Perder contra Brasil por penales no me molesta mucho, pero tengo todavía un mal sabor de boca por la semifinal perdida contra Rusia. Se nos privó de la final”, afirmó el técnico tahitiano, refiriéndose a presuntas errores de arbitraje en su contra en ese partido.

“Pero contra Brasil estuve muy contento del espectáculo sobre el terreno y en las tribunas. Fue absolutamente magnífico. Este partido era la final que yo soñaba y estoy orgulloso de los jugadores. Jugaron bien y marcaron muchos goles”, añadió Schirinzi.

Tags

Ir a portada