11 de diciembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Qué te impide bajar de peso?

Se acerca el verano y ya El Niño nos sorprende con días alegres e iluminados, fuera de lo común en el invierno limeño. Y con el verano llegan también los días de playa y bikinis, los cuerpos expuestos y por supuesto las dietas milagrosas para quienes quieren eliminar esos rollitos no deseados.

VANNA PEDRAGLIO

Hoy mi intención es contarles que hay más de un factor que debemos tomar en cuenta si queremos perder peso, y lo más importante, mantenerlo en los niveles adecuados.

1. No dormir lo suficiente: Dormir entre 7 y 8 horas diarias es indispensable para la acción y reparación de hormonas, células y el cerebro. Hay dos hormonas relacionadas con el peso corporal y el hambre que necesitan de un sueño profundo y reparador. La leptina se encarga de enviarnos una señal cuando debemos parar de comer porque ya hemos obtenido la cantidad de nutrientes que nuestro organismo necesita. La grelina, por su parte, se encarga de decirnos cuándo comer. Si estás durmiendo poco, aumentará la secresión de esta hormona, que nos estará enviando una señal de hambre cuando realmente lo que nos falta es descanso.

2. Niveles altos de cortisol: Todos queremos mantener en niveles bajos el cortisol, conocida como la “hormona del estrés”. Provoca el exceso de peso al impedir la lipolisis o eliminación de grasa, sobre todo en los depósitos de la zona abdominal. El aumento de cortisol en la sangre se asocia al aumento del apetito, a los antojos de azúcar y el consiguiente aumento de peso corporal. Por lo mismo, les recomiendo tomarse la vida con calma, con menos horas de trabajo y mucho deporte.

3. Consumo de alimentos procesados: Este tipo de “alimentos” tiene un exceso de sodio en forma de sal refinada, azúcar, edulcorantes artificiales y otros ingredientes tóxicos que provocan la inflamación o una respuesta inmune de nuestro cuerpo, el aumento de tamaño de nuestros adipocitos o células grasas. Por eso, lo primero que les recomiendo para bajar de peso no es comer ensaladas, es dejar todos los alimentos procesados que vienen en cajas, bolsitas o con colores llamativos. Eviten el azúcar refinada y reemplácenla con endulzantes naturales como la panela o la miel de abeja, que a la vez fortalece también nuestro sistema inmunológico.

4. Deficiencia de vitamina D: El déficit de esta vitamina es muy común desde el siglo XXI. ¿Por qué? Pues porque la gran mayoría de nosotros pasa casi todo el día en espacios cerrados, lejos de los rayos solares. La vitamina D en nuestro cuerpo actúa como una hormona y sus bajos niveles están relacionados al aumento de peso, las alergias, el asma, la fatiga crónica y hasta la fibromialgia. Puedes aumentar tus niveles de vitamina D exponiéndote al menos 20 minutos diarios al sol, y comiendo pescados grasos como el salmón, el atún o la caballa.

5. Consumir pocas verduras de hoja verde y crucífera: Sobre todo vegetales como la col rizada (kale), coliflor, brócoli, espinaca, berros, arúgula, entre muchas otras. Aparte de que tienen mucha fibra y dan una sensación de saciedad durante muchas horas, son ideales porque si contamos su valor nutricional –que incluye fitonutrientes, vitaminas, minerales, etc.– entre calorías, estamos hablando de súper alimentos. Sé que a muchos no les gustan las ensaladas, pero siempre hay una solución: ¡puedes tomártelas! Consigue un extractor de jugos o una licuadora y puedes mezclarlas con las frutas que más te gusten, como la manzana, las uvas o la piña, hielo si quieres, yogur o leche.

Como pueden ver, hay muchas razones que nos limitan alcanzar el peso ideal. No se trata solo de hacer una dieta, ya que todos somos diferentes y la alimentación debe ser individual: lo que a mí me guste o funcione puede ser que a otro le cause un gran malestar. Nuestro cuerpo es una biocomputadora que funciona de manera perfecta, no falla, pero está regulada de una manera muy compleja para mantener el balance, así que traten de enfocarse no solo en la nutrición. También hay que sentirse tranquilos en el trabajo, tener tiempo para nosotros, para disfrutar del deporte o de la actividad física que nos guste y nos mantenga en contacto con el esfuerzo y con nosotros mismos.

Así que ya saben, a dormir mejor, comer temprano, tomar un desayuno muy nutritivo, hacer deporte y sobre todo disfrutar de esta, nuestra única vida.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada