19 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Presidenta de Brasil defiende la Copa del Mundo en medio de protestas

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió este viernes el Mundial de fútbol 2014 en una visita a la favela la Rocinha, la mayor de Rio de Janeiro, en medio de protestas en varias ciudades del país que cuestionan el enorme gasto público en la Copa.

Presidenta de Brasil defiende la Copa del Mundo en medio de protestas (Foto: AFP)

“Cuando preguntan a ustedes qué ganamos con la Copa (…) además de la alegría del fútbol, de ver a Brasil jugar, además de la Copa Confederaciones -y nosotros todos hinchamos para que Brasil gane- ganamos una mejora en la seguridad, ganamos todas esas obras que también son fundamentales” en las carreteras y en el metro, aseguró Rousseff.

Manifestaciones a veces violentas han sacudido esta semana varias ciudades del país como Sao Paulo, Rio de Janeiro y este viernes Brasilia, donde unos 400 manifestantes bloqueaban el acceso al estadio donde el sábado será inaugurada la Copa Confederaciones, un ensayo general del Mundial-2014.

Los manifestantes protestan por el alza del precio del transporte público, pero igualmente por los gastos públicos de 15.000 millones de dólares en la Copa del Mundo.

“Son obras para mejorar la ciudad. Puede ser en un momento para los turistas, pero por el resto de la vida será para mejorar la vida de la población de Rio de Janeiro”, sostuvo la mandataria.

La presidenta anunció nuevas inversiones para las favelas de Rocinha, Lins y Jacarezinho, que durante su gobierno han alcanzado un total de 5.900 millones de reales (casi USD 3.000 millones).

Rousseff, favorita para la reelección en 2014, aseguró asimismo que el país es “sólido” y “tiene una de las menores tasas de desempleo del mundo”, con casi pleno empleo (5,5% de la población).

“Jamás dejaremos que la inflación vuelva a ese país. Hoy está bajo control, ayer también y continuará bajo control. No escuchen a esos que dicen ‘cuanto peor, mejor’”, dijo la presidenta.

Brasil atraviesa un periodo de crecimiento débil -0,6% en el primer trimestre contra el periodo anterior- y su inflación alcanzó en mayo el umbral máximo de la meta oficial, 6,5%.

No obstante, Rousseff indicó que el país tiene suficientes recursos para seguir invirtiendo en programas sociales como los que han sacado a 40 millones de la pobreza en la última década, y también para invertir en obras públicas.

La Rocinha, con una población de 100.000 personas y situada en la ladera de una colina de la zona más turística de la ciudad, fue reconquistada por la policía de manos de narcotraficantes en 2011, al igual que decenas de favelas de Rio.

Tags

Ir a portada