21 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Polémica regla autoriza alinear hasta 10 extranjeros en fútbol mexicano

El mercado futbolístico mexicano por décadas ha sido multinacional, con argentinos, y en menor medida brasileños uruguayos y chilenos.

Polémica regla autoriza alinear hasta 10 extranjeros en fútbol mexicano (Foto: AFP)

AFP. La denominada “regla 10-8” aprobada por dueños de clubes mexicanos que autoriza a alinear hasta 10 extranjeros por equipo, desató críticas entre figuras como el chileno Carlos Reinoso o Rafael Márquez, que la encuentran “ridícula” y podría frenar el desarrollo de jugadores locales.

En una sorpresiva decisión aprobada por mayoría la noche del lunes, la Asamblea General de Dueños de los clubes de primera división modificó su reglamento para que en el próximo torneo en la plantilla de 18 jugadores por partido hayan hasta 10 extranjeros que podrán ser alineados al mismo tiempo.

La andanada de críticas entre prensa, analistas deportivos y jugadores fue inmediata. El cuestionamiento se resume en si la llamada “Liga Mx” seguirá siendo Mx y el impacto que en la selección nacional potencialmente tendrá esta regla que elimina el límite anterior de hasta cinco extranjeros por partido.

“Con el objeto de promover el desarrollo del fútbol, en la lista de 18 jugadores que pueden participar en cada partido, por lo menos ocho deberán ser registrados antes de los 18 años en el fútbol mexicano y haber participado por lo menos en un torneo del balompié nacional, para que esto suceda deben haber sido inscritos como mexicanos”, dijo Enrique Bonilla, presidente de la Liga Mx al defender el cambio de reglamento.

El mercado futbolístico mexicano por décadas ha sido multinacional, con argentinos, y en menor medida brasileños uruguayos y chilenos, que no consiguen irse a Europa pero que en México obtienen jugosos contratos, o futbolistas colombianos, ecuatorianos, venezolanos o centroamericanos que por el mediano tamaño de sus ligas emigran al balompie azteca.

En el Clausura 2016 jugaron 137 latinoamericanos (incluidos naturalizados) un caboverdiano y la gran sensación, una de las más costosas contrataciones en la historia, el francés André-Pierre Gignac fichado por Tigres en 2015.

YouTube: Arquero ataja penal y acaba haciendo autogol por celebrar

Del “ridículo” a la “injusticia”

“Se me hace una decisión ridícula, es atentar contra el futbolista mexicano”, dijo a la AFP el chileno Carlos Reinoso, quien llegó en 1970 para jugar con el América. Es considerado el mejor extranjero que ha pisado canchas aztecas, hizo de México su casa y es director técnico desde hace 36 años.

Los defensores de la modificación alegan que con esta regla se beneficia a los jóvenes valores pues los naturalizados ahora contarán como extranjeros si no adquirieron la nacionalidad mexicana antes de los 18 años y jugaron algún torneo registrado en alguna liga oficial.

De facto, al menos seis equipos ya cubrieron o superaron el tope la nueva regla, como los capitalinos América y Cruz Azul, que tienen cinco extranjeros y seis naturalizados, y Pumas, con cinco y cinco.

Reinoso teme que ahora se importen jugadores mucho más jóvenes para cumplir la regla.

“Alrededor de los dueños de los equipos hay gente que les mal aconseja, les dice que es más fácil comprar un chavo argentino, brasileño, peruano o de cualquier nacionalidad y traerlo a México y hacerlo jugar”, acusa el estratega chileno.

Rafael Márquez, capitán del seleccionado nacional y una de los mexicanos que han triunfado en Europa, fue tajante al señalar que el fútbol azteca podría llenarse de “jugadores de medio pelo”.

“El mensaje es que a lo mejor no se confía mucho en nuestros futbolistas (…) pero desgraciadamente no existe un sindicato fuerte (de futbolistas) porque hay miedo”, dijo Márquez el martes en una rueda de prensa del “Tri”.

Jorge Vergara, dueño de las Chivas de Guadalajara, equipo que históricamente sólo ficha nacionales, fue uno de los que votó en contra de la norma.

Vergara promete seguir pugnando para en próximos torneos reducir el número de extranjeros y resume la preocupación de las voces críticas: la 10-8 “va a perjudicar a la selección; a mediano o largo plazo va a ser muy grave”.

El exseleccionado Manuel Negrete también alerta que esta regla minará aún más el avance de nuevos talentos. “De los futbolistas que ganaron el Mundial Sub 17 en 2011, la mayoría no está jugando, no hay seguimiento para ellos porque no se les da la oportunidad”, se lamentó.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada