21 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Peruano Roberto Carcelén, héroe anónimo de Sochi tras correr y acabar con dos costillas rotas

El peruano Roberto Carcelén, de 43 años, que se había propuesto terminar este viernes la carrera de 15 km de esquí de fondo de los Juegos de Sochi-2014, pese a tener dos costillas rotas, en la prueba en la que se retiraba del deporte, cumplió su objetivo.

Peruano Roberto Carcelén, héroe anónimo de Sochi tras correr y acabar con dos costillas rotas (Foto: AFP)

El atleta limeño residente en Seattle (Estados Unidos), que pensaba hacer la prueba en unas dos horas, debido a los dolores, consiguió su objetivo con un tiempo mejor de los esperado al terminar la carrera en 1 hora, 6 minutos, 28 segundos y 9 décimas, ocupando el 87º y último puesto.

Carcelén puede sentir el orgullo de haber terminado la prueba superando además a cinco atletas que no terminaron, quedando a menos de once minutos del anterior clasificado, el nepalí Dachhiri Sherpa (55:39.3).

“Estoy muy satisfecho. Sentí mucho dolor en la carrera. Fue muy difícil. Pero ahora me siento muy feliz”, dijo al término de la prueba.

El peruano se convirtió en el héroe anónimo de los Juegos, quedando muy rezagado y dando la última vuelta al circuito de 5 km en solitario, entre los aplausos de un público entregado.

Su compañero de fatigas nepalí y el propio vencedor de la prueba, el suizo Dario Cologna se abrazaron al peruano para felicitarlo por su hazaña.

“Hacía calor, la nieve estaba muy resbaladiza. Pero el final ha sido fantástico. Algunas docenas de peruanos estaban aquí y me dieron inspiración. Fue la última prueba de mi carrera. Ahora quiero trabajar con niños, enseñarlos a esquiar y ayudarlos a entrar en unos Juegos”, señaló el peruano.

El fondista peruano se había roto dos costillas en Seefeld (Austria) diez días antes de viajar a Sochi y decidió participar pese a que se lo desaconsejaron los médicos, a lo que sumó una gripe los últimos días.

“Voy a tardar como mínimo una hora y media mínimo y máximo dos horas. Va a ser superinteresante, ya que cuando termine mi segunda vuelta todo el mundo habrá acabado, así que voy a estar solo esquiando la tercera vuelta, durante más de media hora”, había anunciado a la AFP antes de la carrera.

“Mucha gente va a verme competir. Va a haber una historia de coraje”, anunció.

“Apenas se termine mi carrera me meto en un avión para ver al médico. Se supone que tengo que volver después de la ceremonia de clausura pero dependiendo de cómo me sienta, trato de buscar un vuelo y me regreso porque me tiene que ver un médico”, había dicho.

La prueba fue ganada por el suizo Dario Cologna, su segundo oro en Sochi tras su triunfo el pasado domingo en la prueba de skiatlón, con un tiempo de 38 minutos, 29 segundos y 7 décimas, casi media hora menos que Carcelén..

Cologna superó a los suecos Johan Olsson, plata a 28,5 segundos, y Daniel Richardsson, bronce a 38,8 segundos.

Tras llegar en 2011 a Seattle después de conocer por internet a su mujer norteamericana, este excorredor de maratones se puso unos esquíar animado por su esposa.

“En Lima tenía una imprenta que fundé en 1992 y que cuando me mudé a Estados Unidos se la dejé a mi madre y ahora tengo una empresa de consultoría a nivel márketing y hago auditoría para Microsoft. He tenido la suerte de que mi trabajo es muy flexible, puedo trabajar desde cualquier sitio”, afirmó a la AFP.

Ahora, tras abandonar la carrera deportiva, se dedicará a varios proyectos para buscar peruanos en deportes de nieve.

“Estoy trabajando en un proyecto de sacar una delegación de esquí de fondo y snowbord hecha en Perú. En esquí de fondo estamos trabajando con chicos de los Andes que tienen una buena capacidad pulmonar y los tenemos sobre esquíes con ruedas, y el esfuerzo es básicamente el mismo. La única diferencia es que si te caes te duele. En eso estoy trabajando con el Comité Olímpico Peruano y el Instituto Nacional del Deporte”, anuncia.

Ahora le queda trabajo como entrenador. Como deportista ya lo hizo.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada