13 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

De no saber nadar a finalista en el Mundial

“No tardé mucho en aprender a nadar, apenas tres días. Aprendí muy rápido”, añadió la clavadista venezolana María Betancourt.

De no saber nadar a finalista en el Mundial (Foto: AFP)

La clavadista venezolana María Betancourt aprendió a nadar hace apenas seis años, cuando tenía doce, y ahora con 18 destaca en el Mundial de natación de Barcelona-2013, donde este miércoles fue séptima en semifinales y clasificó para la final de plataforma de 10 metros.

“Me inicié en el deporte a los tres años y medio en la gimnasia artística y luego me cambié a los doce años a clavados. No sabía nadar. Mi entrenador me enseñó a nadar y aquí estoy”, comentó la venezolana este miércoles tras su pase a semifinales.

“No tardé mucho en aprender a nadar, apenas tres días. Aprendí muy rápido”, añadió.

El cambio de la gimnasia, donde la venezolana había sido campeona sudamericana en algunas disciplinas, a los clavados no fue muy duro.

“Me ayudó mucho ya que estaba habituada a los saltos, pero me costó un poco la técnica porque es totalmente diferente de la gimnasia”, explicó.

“Tuve una lesión en una rodilla y la gimnasia ya no me gustaba mucho. En gimnasia los entrenadores eran más duros”, dice sonriente.

“Marucha’ Betancourt obtuvo una puntuación de 314,65 tras sus cinco saltos en semifinales y pudo estar entre las doce finalistas, que competirán el jueves por las medallas.

Tags

Ir a portada