23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Le preguntamos a Sepp Blatter cómo se verá el fútbol en el 2022

El presidente de la FIFA le dice a Publimetro que el deporte aún es una plataforma para el cambio social.

Le preguntamos a Sepp Blatter cómo se verá el fútbol en el 2022 (Ilustración: Metro World News)

Por: Elisabeth Braw/ Metro World News

“El fútbol sigue siendo un juego hermoso”. Lo llaman el ‘juego bonito’, pero últimamente el fútbol no ha sido tan atractivo: acusaciones por transferencias astronómicas han acaparado más los titulares que algún gol estrambótico y la FIFA, el gobierno del balompié, reconoce la derrota y admite que en el verano del Medio Oriente no se puede hacer un Mundial. Pero el fútbol es una fuerza positiva para el bien, le dice en entrevista exclusiva a Publimetro el presidente de la FIFA. Es una solución simple para los conflictos que los políticos no pueden resolver.

¿Cree que celebrar el Mundial de Qatar durante el invierno es una solución buena?
El Comité Ejecutivo de la FIFA decidió en octubre del año pasado iniciar un proceso de consulta. Qatar han expresado su voluntad para organizar el torneo en junio o julio, pero quedó claro que jugar en el calor del verano no era algo responsable, a pesar de que el país anfitrión puede desarrollar la mejor tecnología de refrigeración.

¿Usted anticipó los problemas que causaría la adjudicación de la Copa Mundo a un país que es extremadamente caliente en el verano?
Era hora para que esta región organizara una Copa Mundo. Ofrece una gran oportunidad para que la región descubra el poder del fútbol como plataforma para un cambio social positivo.

Los sueldos de los jugadores de fútbol se han disparado hasta el punto en el que decenas de ellos son multimillonarios. Como resultado, los niños crecen queriendo convertirse en estrellas del fútbol en lugar de ir a la escuela. ¿No es esto un desarrollo aterrador?
En primer lugar, es importante señalar que no es competencia de la FIFA intervenir en la regulación de los salarios de los jugadores. Los sueldos de los futbolistas están determinados por los contratos de empleo entre los clubes de fútbol y los propios jugadores. En segundo lugar, es digno de resaltar que la educación es la base de muchos de los programas de desarrollo de la FIFA. La FIFA invierte fuertemente en las bases y desarrollo de proyectos en todo el mundo. Las academias son una parte esencial de estas iniciativas en las que los jugadores jóvenes –muchos de los cuales de lo contrario no hubieran tenido la oportunidad de lograr una educación– pueden entrenar juntos mientras asisten a la escuela o a cursos de aprendizaje. Mencionaste a los chicos y en este contexto también deberíamos hablar de las chicas.

También, los honorarios de transferencia están aumentando, con el futbolista Gareth Bale a la cabeza de los récords de honorarios. ¿Ven un riesgo, desde el punto de vista de los aficionados, de que se vea al fútbol como una gran empresa y no como un deporte?
En general, el mercado internacional es en realidad bastante estable y la media de los números es consistente. Los datos producidos por FIFA TMS, nuestra filial que maneja todas las transferencias internacionales, nos muestran que un pequeño número de clubes más ricos sobrepasan, dramáticamente, la cantidad gastada. Dicho esto, entendemos que la percepción puede ser diferente cuando hay unas transferencias de alto nivel. La gente es libre de sacar sus propias conclusiones, pero no deberíamos perder de vista el hecho de que el fútbol es todavía un hermoso juego que trae alegría a mucha gente.

El deporte muchas veces ha logrado lo que los políticos no han sido capaces, sólo hay que ver la diplomacia del ping-pong. ¿No sería más fácil invitar a un partido amistoso, por ejemplo, a las selecciones de Irán y de Estados Unidos?
Este partido, de hecho, ya se jugó, no sólo como un amistoso sino en el Mundial de 1998. Fue un compromiso muy competitivo pero justo, con Irán ganando 2-1 y grabando su primera victoria en una Copa Mundo. Pero un ejemplo más reciente de esto ha sido en Chipre, donde la Asociación de Fútbol de ese país y la Asociación de Fútbol de Turquía comparten instalaciones, demostrando una vez más el poder del fútbol para reunir a la gente después de un largo periodo de conflicto.

Países como Irán tienen equipos de fútbol ambiciosos. Pero globalmente, el balompié femenino sigue muy relegado frente al fútbol masculino. ¿Qué puede hacer la FIFA para promoverlo como un deporte serio?
Definitivamente el fútbol femenino es un deporte serio. Vimos el verdadero alcance global del deporte en el Mundial Femenino de Alemania 2011, con la asistencia de más de 845.000 aficionados a los 32 juegos, mientras la audiencia televisiva y los registros de los medios sociales entablaron récords. A través del deporte la FIFA promueve carreras para las mujeres y no sólo en la cancha. En la FIFA, ahora tenemos tres mujeres como miembros del Comité Ejecutivo. Nuestros torneos femeninos están floreciendo, pero hay mucho que puede hacerse por la comunidad del fútbol mundial para aprovechar su potencial.

El racismo ha sido un problema importante en el fútbol. ¿Los clubes y las selecciones nacionales hacen lo suficiente para combatirlo?
No es sólo el racismo, la discriminación de cualquier tipo no tiene lugar en el fútbol. La FIFA reconoce su responsabilidad para liderar el camino para la abolición de todas las formas de discriminación. En marzo pasado creamos ‘FIFA contra la discriminación’. Estamos imponiendo castigos más duros. Seguiremos colaborando estrechamente con la familia entera del fútbol e insistiendo en que las personas, clubes, asociaciones y confederaciones hagan todo para acabar con la discriminación.

¿Cuánto vale el fútbol para usted, es decir, cuánto está dispuesto a pagar por un boleto?
Como con cualquier forma de entretenimiento, la demanda se basa en que los aficionados decidan por sí mismos cuánto vale un juego para ellos. La pregunta podría ser la misma sobre arte, teatro o conciertos.

¿Cómo imagina al fútbol del 2022?
Todavía habrá 11 jugadores en un equipo y un árbitro. Los principios del fútbol han sido los mismos desde 1886 y no han cambiado las reglas básicas. Esto es lo que hace que el juego sea popular universalmente.

¿Se postulará de nuevo como presidente de la FIFA?
Si las asociaciones miembro me lo piden no diré que no.

Tags

Ir a portada