25 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Gol agónico de Messi da pase a octavos a Argentina ante valiente Irán

A pesar de jugar con el esquema ofensivo 4-3-3 preferido por el crack, a Argentina le costó mucho generar ocasiones de gol.

Gol agónico de Messi da pase a octavos a Argentina ante valiente Irán (Foto: AFP)

AFP. La estrella Lionel Messi sacó un conejo de la galera en tiempo de descuento ante Irán el sábado en Belo Horizonte y salvó a una decepcionante Argentina, dándole el triunfo 1-0 y el pase a octavos de final del Mundial-2014.

En un mal partido de la Albiceleste y cuando parecía que todo iba a acabar en tablas en un estadio Mineirao repleto con decenas de miles de aficionados argentinos, volvió a aparecer el astro del Barcelona para romper la igualdad con un disparo desde fuera del área en el minuto 90+1.

A pesar de jugar con el esquema ofensivo 4-3-3 preferido por el crack, a Argentina le costó mucho generar ocasiones de gol y hasta pudo haber perdido de no haber sido por tres grandes atajadas de su arquero Sergio Romero.

“Fue un partido que se hizo muy difícil”, admitió el técnico argentino Alejandro Sabella, felicitando a Irán. “Ellos tuvieron sus chances para ponerse 1-0”, agregó.

“Messi estuvo muy marcado, pero tuvo perseverancia, paciencia, actitud y buscó siempre el gol. Nunca bajó los brazos”, señaló sobre la estrella de su equipo.

Con esta agónica victoria, ante la mirada de Diego Maradona, la Albiceleste garantizó su pase a octavos de final antes de su tercer y último partido del Grupo F ante Nigeria el miércoles próximo en Porto Alegre.

Incluso podría garantizarse la primera plaza de la llave este mismo sábado, aunque para ello debe esperar un empate entre Bosnia y las Águilas Verdes nigerianas, que juegan más tarde.

“Cuando se tiene enfrente a Messi, en cualquier momento puede marcar la diferencia”, lamentó de su lado el entrenador portugues de Irán, Carlos Queiroz, quien dijo estar “muy orgulloso” de sus jugadores y cuestionó la actuacion del árbitro por un penal no concedido en la segunda parte.

El triunfo es lo único rescatable para el equipo de Sabella, que volvió a juntar a los ‘Cuatro Fantásticos’ (Gonzalo Higuaín, Messi, Sergio Agüero y Ángel di María), tras el conservador planteo con cinco defensores utilizado en el primer tiempo del debut con Bosnia (2-1).

Una supuesta polémica por esta cuestión entre el crack del Barça y el entrenado fue desactivada por el propio Sabella, al afirmar que no le molestaron “para nada” los apreciaciones de Messi.

Por su parte, Queiroz introdujo un cambio en el mediocampo respecto al equipo que empató 0-0 con Nigeria y armó un 4-5-1 con Reza Ghoochannejad como único punta.

Frente a esta doble cortina defensiva replegada alrededor del área, Argentina trataba de hacer circular el balón y abrir el juego a las bandas para las subidas de los laterales Pablo Zabaleta y Marcos Rojo, pero le faltaba velocidad y precisión.

A los 13 minutos, Higuaín tuvo la primera clara tras un pase en profundidad de la estrella del Barça, pero el arquero Alireza Haghighi lo atoró bien y que quedó con la pelota.

Haghighi se volvió a lucir pasados los 20 ante un remate de Agüero desde el vértice del área tras una buena combinación con Di María e Higuaín.

Un par de cabezazos desviados de Rojo y Ezequiel Garay desviados, y un tiro libre de Messi en posición muy favorable que salió por encima del travesaño fueron todo el resto que ofreció una selección que se jacta de contar con una de las mejores delanteras del mundo.

Irán al borde del batacazo

El planteo se reiteró en el inicio del complemento y, con Argentina volcado al ataque, los persas no marcaron de milagro a los siete minutos con un cabezazo franco de Ghoochannejad que tapó Sergio Romero en dos tiempos.

La multitud cantaba y metía presión desde afuera, pero la falta de ideas del equipo de Sabella era cada vez más preocupante y cada contragolpe iraní tenía aroma de gol ante una defensa que no daba garantías.

A los 25 minutos, Romero salvó nuevamente a Argentina ante otro hermoso cabezazo de Askhan Dejagah que paralizó el corazón de los simpatizantes albicelestes.

La respuesta estuvo en un tiro libre de Messi y una entrada franca de Di María por la izquierda que controló el arquero.

Faltando 15 minutos, Sabella movió el tablero y mandó a la cancha a Rodrigo Palacio y Ezequiel Lavezzi por Higuaín y Agüero, de muy flojo partido ambos, pero nada cambió.

Peor aún, Romero debió volver a lucirse ante Ghoochannejad luego de una cabalgada por izquierda del delantero del Charlton de la segunda división inglesa.

Todo parecía resuelto hasta que en el minuto 90+1 apareció Messi y su espectacular remate con comba desde afuera del área desató la locura de la hinchada albiceleste.

“Teniendo a Messi todo es posible”, resumió Romero, la otra figura argentina.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada