22 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Cuatro claves para perder peso de cara al verano

Perder en promedio de 2 kg al mes de masa grasa puede ser considerado como un buen resultado.

Cuatro claves para perder peso de cara al verano (Foto: Shutterstock)

La cercanía del verano y el deseo de verse y sentirse bien en esta época del año son motivos importantes para tratar de recuperar la figura o reducir los kilos adquiridos durante la época invernal.

En ese sentido, el Lic. Christian Casella, Nutricionista de Clínica San Felipe, indicó que no todas las personas pierden peso rápidamente, y está demostrado que lo más efectivo para lograr el objetivo es combinar ejercicios físicos con un adecuado régimen de alimentación.

“En cuanto a los ejercicios, podrían ser aeróbicos o cardiovasculares durante una hora al día, pues son los que más consumen grasa corporal de reserva. Luego, para tonificar, se puede hacer anaeróbicos o ejercicios con pesas tres veces por semana durante 45 minutos. En ambos casos, hay que hacerlo con asesoramiento profesional”, comentó el Lic. Christian Casella.

Es importante precisar que no solo se debe pensar en bajar de peso sino en conocer qué tipo de masa se pierde (grasa, muscular o agua). “A veces nos dejamos llevar por las dietas que se encuentran en Internet que no necesariamente son las mejores para preservar nuestra salud”, aclaró el Nutricionista de Clínica San Felipe.

Es por eso –indicó– que lo ideal es perder masa grasa y mantener la masa muscular. La pérdida promedio de 2 kg al mes de masa grasa puede ser considerada como un buen resultado.

Según el estilo de vida, cada persona requiere un tipo de alimentación específica para reducir peso. Si se quiere disminuir la carga calórica se recomienda incrementar el consumo de vegetales, frutas y agua, y controlar el consumo de grasa y harinas.

Así, para contribuir a lograr el objetivo de bajar de peso de cara al verano sin poner en riesgo la salud, el Nutricionista de Clínica San Felipe compartió cuatro claves a tener en cuenta:

Descansar. Hay que aprender a respetar el descanso diario cumpliendo las ocho horas de sueño como mínimo.

Hidratarse. Es vital mantener una buena hidratación consumiendo de 2 a 2.5 litros de agua al día.

Alimentarse. Es indispensable tratar de cumplir los horarios de las comidas. Esto también ayuda a evitar problemas gastrointestinales.

Ejercitarse. Procurar mantener una rutina de ejercicios físicos diarios que debe ir en progresión según los logros alcanzados.

Tags

Ir a portada