25 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Argentina-Bélgica, otro clásico 'vintage' en cuartos de final

Como en el caso de Alemania-Francia, el choque en cuartos de final entre Argentina y Bélgica el sábado en Brasilia trae el recuerdo de dos clásicos mundialistas de la década de 1980, uno resuelto para cada lado con Diego Maradona y Jean-Marie Pfaff como grandes figuras.

Argentina-Bélgica, otro clásico 'vintage' en cuartos de final

Para los argentinos, la semifinal de México-1986 ganada 2-0 en el estadio Azteca permanece como la segunda obra maestra de Maradona en ese Mundial conquistado por Argentina, luego del partido con los ingleses, ‘La mano de Dios y ‘El gol del siglo’.

Con el Diez en su apogeo, la selección de Carlos Bilardo llegó como gran favorita a ese partido que dominó de manera global, aunque tuviese que esperar hasta el segundo tiempo para quebrar a los Diablos Rojos, uno de los grandes equipos europeos de la década.

Maradona marcó el primero con un sutil toque ante la salida de Pfaff tras un pase en cortada de Jorge Burruchaga y a continuación gambeteó a cuanto belga se le puso delante en una galopada memorable que definió casi cayéndose.

En la final, los argentinos vencieron 3-2 a Alemania con un gol de Burruchaga en los últimos minutos, luego de que los germanos se recuperasen de una desventaja de dos tantos.

Para los belgas, aquella semifinal de México-86 marcó el punto culminante de una época dorada con una generación que incluía, además de Pfaff, al defensor Eric Gerets y el delantero Jean Ceulemans.

Bélgica terminó finalmente cuarto, ya que perdió 4-2 en el alargue ante Francia en el partido por el tercer puesto.

Un tal Vanderbergh

Pero así como Argentina se aferra al recuerdo del 86 de cara al cruce del sábado en Brasilia, los Diablos Rojos, una de las revelaciones de Brasil-2014, buscarán reeditar el golpe dado en el partido inaugural de España-1982.

Aquel 13 de junio, en plena Guerra de Malvinas, la Albiceleste dirigida por César Luis Menotti se presentó en el Nou Camp de Barcelona con la base del equipo campeón mundial del 78 con el ‘agregado’ de Diego Maradona y Ramón Díaz.

Los belgas, subcampeones europeos en 1980 y entrenados por Guy This, ya tenían en sus filas a Pfaff, Gerets y Ceulemans, además de un ‘tal’ Erwin Vanderbergh.

En un partido parejo y con llegadas en ambos arcos, fue Vanderbergh quien marcó el único gol a los 17 minutos de la segunda etapa ante la sorpresa del mundo y el estupor de los aficionados argentinos.

Maradona y compañía buscaron el empate por todos los medios, pero la defensa belga resistió y el resultado pudo haber sido más abultado de contragolpe.

Para Argentina la derrota significó terminar segunda en su grupo y caer en la fase de cuartos de final en una durísima llave con el Brasil de Sócrates y Zico y la Italia de Paolo Rossi.

Los albicelestes perdieron los dos choques, 1-2 con la Azzurra y 1-3 con la Seleçao (expulsión de Maradona incluida), y se despidieron más rápido de lo esperado.

Bélgica tampoco pudo pasar esa instancia, tras caer ante Polonia 0-3 y Rusia 0-1.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada