25 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Alemania y sus dudas ante los cuartos de final del Mundial

“Deutsche Qualität?” Alemania ha visto seriamente erosionado su estatus de favorito en el Mundial de Brasil tras su partido del lunes contra Argelia (2-1 en la prórroga) y afrontará a Francia en cuartos de final, lastrado por las dudas.

Alemania y sus dudas ante los cuartos de final del Mundial (Foto: AFP)

Evidentemente, lo principal se ha conseguido y es que la Nationalmannschaft todavía sigue adelante en el torneo brasileño. “No fue fantástico pero ganamos”, dijo el seleccionador germano Joachim Löw, tras el partido contra Argelia.

No obstante, el técnico no muestra ningún triunfalismo, sino más bien la satisfacción del deber cumplido y alivio tras una sufrida victoria ante los argelinos.

Reconoció un mal primer tiempo y un segundo mucho mejor, destacando “6, 7, 8 ocasiones” y elogiando al portero rival, Mbolhi, que fue elegido el hombre del partido.

No obstante, prensa e hinchas alemanes se muestran más preocupados. Los diarios advirtieron todos que esa clase de juego será insuficiente frente a los franceses, aunque también sufrieran frente a Nigeria en octavos (2-0).

La edición en línea de la revista Spiegel resumió la sorpresa general: “Hemos pasado una ronda, pero ¿de qué manera? Alemania nunca dominó realmente a Argelia en 120 minutos. Detrás, la defensa se hundió, delante, Müller tropezó. ¿Bastará en cuartos de final contra Francia?”

El delantero sufrió de anemia entre un Götze inexistente, un Özil que sigue discreto y un centro del campo que no lograba imprimir impulso ofensivo. Müller y Schürrle, el autor del pase decisivo y el del gol liberador al inicio de la prórroga, limitaron los daños.

La Nationalmannschaft tuvo el balón, pero estuvo falta de ritmo y sólo dio velocidad al juego de forma puntual.

Gran ansiedad defensiva

¿La defensa? Por un lado, tuvo problemas circunstanciales como la baja de Mats Hummels (enfermo), sustituido en el eje de la zaga por Jerome Boateng dejando el lado derecho a Mustafi, que tuvo que salir lesionado.

Pero también hay una constatación: una gran ansiedad.

‘Jogi’ reconoció “muchas pérdidas de balón, errores básicos que invitaron al adversario al contraataque, y tuvimos problemas en los balones largos con sus rápidos delanteros”.

“A mí me da igual la manera (de ganar), estamos entre los ocho mejores, sólo cuenta eso”, dijo el defensa Per Mertesacker, otro de los jugadores criticados.

Preguntado sobre la diferencia de juego entre 2010 y 2014, explotó: “¿Qué queréis? ¿Un Mundial con la victoria al final o ser eliminados habiendo jugado bien?”, toda una declaración de intenciones…

Löw ha puesto al mal tiempo buena cara, tal vez para no perjudicar la confianza de sus jugadores. “Creo que se puede ser mejor pero en este torneo hemos ganado tres partidos y empatado uno”, relativizó.

Este empate fue contra Ghana (2-2), que también puso en aprietos a los alemanes. Dos partidos mediocres de cuatro disputados, que no fueron castigados con derrota ante selecciones medias. Ello supone, no obstante, una advertencia significativa.

Sobre todo antes de enfrentarse a un equipo francés que, según Löw, “en el centro y en la defensa tiene la calidad de Deschamps, bien organizado y combativo. Delante, con Benzema y Giroud tiene buenos jugadores”.

¿Responderá Alemania a este desafío? La respuesta se sabrá el viernes en el estadio Maracaná de Rio de Janeiro, donde ambas selecciones se enfrentarán por un pase a semifinales del Mundial.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada