21 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Alemana Vogt sorprende en saltos de esquí y entra en historia del olímpismo

La alemana Carina Vogt se convirtió a sus 22 años en la primera campeona olímpica de la historia de saltos de esquí, este martes en los Juegos de Sochi, en los que se ha introducido esta modalidad en categoría femenina.

Alemana Vogt sorprende en saltos de esquí y entra en historia del olímpismo
(Foto: AFP)

El segundo puesto fue para la austriaca Danieal Iraschko-Stolz y el tercero para la francesa Coline Mattel.

Vogt, que fue líder desde el primer intento, logró un total de 247,4 puntos con saltos de 103 y 97,5 metros, y no pudo evitar ponerse a llorar cuando se vio ganadora.

“No puedo encontrar palabras para describir lo que siento. No habría pensado que era posible tres horas antes. Es fantástico. Soy la primera mujer campeona olímpica de saltos de esquí. Es increíble”, dijo la ganadora.

La austríaca Daniela Iraschko-Stolz, una de las favoritas y campeona mundial en 2011, fue segunda con 246,2 puntos, mientras que la francesa Coline Mattel hizo 245,2.

Pero la gran sorpresa fue la ausencia del podio de la japonesa Sara Takanashi, que actualmente lidera la Copa del Mundo.

La japonesa de 17 años había ganado diez de la trece pruebas de esta temporada y terminó en cuarta posición.

“No pude saltar como quería en ninguno de los dos intentos. Llegué aquí para dar lo mejor de mí misma. Estoy muy decepcionada. De todas maneras es una buena experiencia tomar parte en los Juegos Olímpicos y estoy muy feliz por ello”, indicó Takanashi.

El triunfo de Vogt es tan sorprendente como inesperado, ya que no había ganado ninguna prueba de la Copa del Mundo, logrando solo ocho podios en el circuito mundial.

La estadounidense Sarah Hendrickson, actual campeona del mundo, terminó en el puesto 21, cuando disputaba su primera competición esta temporada de invierno tras una grave lesión de rodilla.

Su compatriota Lindsay Van se clasificó decimoquinta. A sus 29 años, la excampeona del mundo ya había alcanzado su objetivo, el reconocimiento de su deporte por el mundo olímpico.

Van formaba parte de las saltadoras que habían intentado todo, hasta acudir al Tribuna Supremo de Canadá, para que los organizadores de los Juegos de Vancouver-2010 introdujeran los saltos de esquí de mujeres en el programa olímpico.

Hendrickson, tras su grave lesión, había dicho que no se perdería por nada del mundo el evento, tras cuatro años de batalla para que los saltos femeninos fueran reconocidos por el olimpismo.

El Campeonato del Mundo no fue creado hasta 2009 y la primera Copa del Mundo, ganada por Hendrickson, llegó en 2011-2012.

Los saltos masculinos, en cambio, han estado en todos los Juegos desde los primeros en 1924, en Chamonix, Francia.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada