En Leicester se jugó uno de los mejores partidos de la Premier League hasta ahora. Manchester United iba adelante en el marcador por 3-1, cuando en dos minutos el Leicester City impresionó con dos goles para el empate.

El primer gol llegó con un cabezazo dentro del área de Robin van Persie (13’) tras centro de Radamel Falcao por la banda izquierda. A los (16’) apareció Ángel di María (16’) colgando al arquero y marcando uno de los mejores goles de la fecha. Un minuto después Leicester igualaría con un cabezazo de Ulloa.

En la segunda mitad, los ‘diablos rojos’ volvieron a marcar con un taco en el área de Ander Herrera (57’). Pero luego, el local marcó dos goles en dos minutos: Nugent (62’) y Camiasso (64’), decretando el empate transitorio.

Un error de Mata y Rojo en ataque le permitió a los locales voltear el marcador (79’), tras gran definición de Vardy ante De Gea. Cuatro minutos después, otro falla defensiva generó un penal en contra y la expulsión de Blackett. Ulloa marcó a los 83’ para la sorpresiva victoria 5-3, a favor del Leicester.