Los ciudadanos filipinos mostraron su disconformidad y consideraron de “injusta” la derrota de su campeón Manny Pacquiao ante Floyd Mayweather en la denominada Pelea del siglo que se realizó anoche en Las Vegas. Millones de personas se reunieron en bares, cines o parques esperando ver a “Pac-man” infligir su primera derrota al estadounidense y entrar así en la leyenda.

PUEDE INTERESARTE: Mike Tyson critica la “Pelea del Siglo” en Twitter

El mismísimo presidente filipino Benigno Aquino esperaba antes de la pelea, según un comunicado, que “este combate fuera la coronación de su gloriosa carrera, fuente de orgullo para su familia y para su país”.

Tras el combate, el portavoz presidencial Edwin Lacierda minimizó la decepción. “Pacquiao es realmente el campeón del pueblo. Luchó por el respeto y no por los puntos. Se ganó el corazón de todo el mundo”, dijo en un comunicado.

El jefe del Ejército filipino, el general Gregorio Catapang, se unió a las voces críticas. “La decisión no es justa. Como Manny dijo, él pensaba que estaba por delante a los puntos”, explicó. Pacquiao estimó que Mayweather no “hizo nada durante los doce asaltos”, antes de revelar que subió al ring con un “problema” en el hombro derecho.