'El entrenamiento para estar listo para el verano', por Vanna Pedraglio

Redacción Publimetro |

“Alternar los intervalos de esfuerzo con un descanso controlado…”

(Foto: Difusión)

POR VANNA PEDRAGLIO
COACH DEPORTIVA Y NUTRICIONAL

Seguramente has escuchado más de una vez que para aumentar el consumo calórico y por ende quemar grasa, el entrenamiento de alta intensidad es la mejor alternativa. Este tipo de entrenamiento tiene la particularidad de lograr estos objetivos a través de un efecto conocido como EPOC por sus siglas en inglés, que quiere decir que hay un mayor consumo de oxígeno post entrenamiento. Como resultado, esto mejora nuestra salud metabólica y aumenta nuestra capacidad de consumir energía. En pocas palabras, nos va creando poco a poco, esfuerzo tras esfuerzo, un súper metabolismo. Sí, suena espectacular, pero para llegar a estos beneficios debemos poner mucho de nuestra parte y trabajar de la manera correcta. Para ello debemos tener en cuenta algunos puntos importantes:

1.- Alternar los intervalos de esfuerzo con un descanso controlado, que debe ser incompleto. Este detalle nos llevará a un estado de esfuerzo al cual nuestro cuerpo debe adaptarse y para ello consumirá calorías durante y después del entrenamiento.

Para llegar a este punto es muy importante hacer un buen calentamiento. Como su nombre lo dice, para que lleguemos a la intensidad adecuada, el cuerpo debe prepararse. La musculatura debe llegar a la temperatura ideal y oxigenarse para poder trabajar al máximo. Además, es la única manera de prevenir una posterior lesión.

2.- Este tipo de rutina no debe ser muy larga. El cuerpo tiene que llegar a una sensación de esfuerzo casi máxima. Para conseguirlo nos enfocamos en intensidad y el volumen no es su mejor amigo si buscamos tener constancia. Con solo 30 a 45 minutos entrenados a conciencia es suficiente. La constancia se construye fortaleciendo el cuerpo poco a poco.

3.- Si decidimos hacer un cambio, dar nuestro máximo esfuerzo es fundamental. Es por eso que el entrenamiento debe rondar entre el 80 y 90% de nuestra frecuencia cardiaca máxima. Eso quiere decir que debemos sentir que el corazón se nos quiere salir del pecho. Que lo único que pensemos es que ya no podemos más. Pero recuerda, siempre se puede más. El gran secreto para lograr un cuerpo fit es superarnos a nosotros mismos en cada entrenamiento. Antes que un cambio corporal, está el cambio mental. La mente llevará al cuerpo adonde ni siquiera podemos imaginar. Depende de ti encontrar cuáles son realmente tus límites.

Si trabajamos debajo de este nivel, sí, conseguiremos un cuerpo más sano, pero no lograremos el cambio que buscamos y sostenerlo en el tiempo. Uno de los grandes secretos de los deportistas no es el objetivo estético, sino buscar una autorrealización personal en cada entrenamiento. Luchar por sus ideales, siendo día a día más fuertes.

Los resultados llegarán, pero como todo en la vida, se deben construir; el cuerpo no es muy diferente. Te sorprenderá, pero debes cuidarlo y no sobreentrenarte. Más tampoco significa mejor, no nos confundamos. Nuestro cuerpo es una máquina muy inteligente y te dirá exactamente qué necesita para hacerse más fuerte. El entrenamiento muchas veces es silencioso, ya que necesitas una buena alimentación y el descanso adecuado para recuperarte y hacerte más fuerte. Escucha a tu cuerpo y domina tu mente; así, te aseguro, lograrás cualquier cosa que te propongas.

Lo más visto
Más en deportes