23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Youtube: cuatro peruanas que triunfan en esta red social

En el Día Internacional de la Mujer que se celebra este 8 de marzo, te mostramos estas historias de éxito.

Youtube: cuatro peruanas que triunfan en esta red social (Captura de video)

Gracias a la democratización que provee Internet, las mujeres pueden expresarse y hacer escuchar su voz en recónditos lugares del planeta. Y en YouTube, la plataforma de vídeos online de Google, encontraron un terreno fértil para explotar toda su creatividad y llegar a más de mil millones de usuarios que miran cientos de millones de horas de vídeo y generan miles de millones de vistas todos los días.

Si bien es cierto que aun el campo de los Youtuber está mayoritariamente copado por varones, las mujeres se están haciendo cada vez más de un nombre con cifras envidiables.
En el Perú existen cuatro ejemplos de esta fuerza femenina que acumulan millones de suscriptores y encontraron en esta plataforma una nueva manera de hacer negocio. Te invitamos a conocer sus historias.

Hecho a mano

Para Liliana Vega su canal “Taller Manual Perú” nació como un juego. Ella brindaba talleres presenciales para la elaboración de diversas manualidades y creó el canal, a insistencia de su hijo, como una plataforma que diera a conocer las fechas de inicio de clases, así como para promover la inscripción de alumnos.

Poco tiempo después decidió subir videos en los que enseñaba a los usuarios como desarrollar trabajos referidos a dibujo y pintura. “A partir de ahí el número de suscriptores fue aumentando considerablemente. Hoy en día tengo más de 260 mil y la clave de este éxito es saber escuchar al público y ofrecerles videos sobre las manualidades que más me solicitan”, comentó.
Con el tiempo, la monetización que logró Liliana a través de su canal le permitió dejar los talleres presenciales que dictaba para dedicarse de manera exclusiva a la producción de contenido de su canal.

Liliana experimenta mucha satisfacción cuando recibe consultas o felicitaciones de diversas partes del mundo, como Rusia, Croacia o México. Y es que es consciente de que los tutoriales de su canal son muy bien recibidos y aprovechados por sus seguidoras para iniciar un pequeño negocio. Recientemente, y debido a la gran acogida que ha tenido “Taller Manual Perú”, Liliana abrió “Kitchen and sweets” un nuevo canal en el que brinda a sus usuarios conocimientos sobre cocina y repostería, especialmente en la elaboración de flores comestibles.

La chica de moda

La historia de éxito de Katherine Esquivel se inicia en Estados Unidos, cuando el país norteamericano ya contaba con estrellas de internet que alcanzaron la fama a partir de la generación de contenido creativo en la red.

Mientras estudiaba Mercadeo de Modas en Los Ángeles, Katherine abrió su canal de YouTube “What the chic” para brindar su punto de vista y apoyo en la crisis diaria del ¿qué me pongo? “Mis primeros videos fueron en inglés, sin embargo el punto de quiebre en mi carrera como fashion YouTuber fue cuando cambié el idioma a español y empecé a hacer caso, literalmente, a mis seguidoras sobre los temas que debía tratar en mis videos. En menos de un año crecí de 10 mil a 200 mil seguidores”, contó.

Katherine recuerda que en aquel momento había otras jóvenes desarrollando este tipo de videos sobre moda y belleza, más no estaban orientadas a un público latinoamericano, nicho que ella supo aprovechar.

Hoy en día tiene más de 1.5 millones de seguidores y sus principales fans son chicas entre los 12 y 25 años de México, Perú, Estados Unidos, Colombia y España. Katherine, a sus 24 años, ha encontrado en el portal de vídeos de Google su trabajo a tiempo completo gracias a las ganancias que recibe por los anuncios que colocan empresas de tiendas por departamento, maquillajes y agencias de viaje.

Experta en maquillaje y peinados

Valeria Basurco terminó el colegio en diciembre de 2010 y tenía todo el verano para hacer algo distinto. Es así que, como jugando, empezó a grabarse recogiendo las dudas en maquillaje, peinado y outfits de ella y sus compañeras, pero aún no publicó nada hasta mayo de 2011, cuando lanzó su canal de YouTube “Colorful memories 99”, que actualmente cuenta con más de 324 mil seguidores. “Las primeras semanas entré a canales similares e invité a las otras seguidoras a que vean mis videos y, después, fui creciendo naturalmente a partir de conocer lo que mi público quería”, recordó.

Esta peruana de 22 años es amante de la belleza y el cuidado personal, por lo que solía visitar otros portales de video con estos temas, sin embargo la mayoría era en inglés. Un día, una de sus video-bloggers favoritas colgó subtítulos en español y muchos seguidores respondieron diciendo que por fin entendían los mensajes con claridad.
“Me di cuenta que había un montón de gente de España, pero no latinas, que hacían lo mismo y ahí decidí en convertirme en una YouTuber en maquillaje peruana”, comentó.

Valeria lanza su canal con la ilusión de crear la primera comunidad de maquillaje regional. Si bien “Colorful memories 99” es una completa guía online de cómo maquillarte, vestirte y peinarte, Basurco también se ha preocupado en generar un vínculo más cálido con sus suscriptoras a partir de comentar sobre sus viajes o libros favoritos, o incluso dando consejos para tener una vida organizada.

No hay edad para el éxito

Esperanza Rosas tiene 73 años y su canal “Tejiendo Perú” tiene 518,435 suscriptores y sus videos, más de 270 millones de visitas, pero, lo más importante, es que su historia de emprendimiento se ha convertido en un ejemplo para muchos. “Tejí toda mi vida, sufrí el dolor más grande que es la pérdida de un hijo. Durante los 7 años que duró la lucha de mi hija contra el cáncer la acompañé y siempre tejía porque eso me ayudaba a no pensar. El tejido fue una ayuda impresionante, me ayudaba mucho. Así nació la inquietud de compartir lo que me estaba pasando con otras personas y así grabamos el primer video”, contó.

Su hija Ana Celia, quien maneja la parte “tecnológica” del canal, dijo que fue el nieto de Esperanza quien les propuso grabar el video. “¿Por qué no lo graban y lo suben a YouTube?” les dijo. Ellas se decidieron y la facilidad del uso de la plataforma hizo el resto.

Sus tutoriales de tejidos son bastante didácticos y sencillos de aprender, incluso para personas mayores, y en eso radica su éxito. Sus videos más vistos son los dedicados a ropa de bebés. “Muchas mujeres tejen y venden sus productos, es una ayuda para ellas”, cuenta. Además, aprovecha para promover la prevención del cáncer entre sus seguidoras.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada