24 de septiembre de 2018
Marcos Chumpitaz |

La veterinaria se moderniza

Los médicos veterinarios no solo se encargan de velar por la salud de las mascotas y el ganado. Ahora la profesión se enmarca en nuevos retos que van desde la producción de alimentos hasta la conservación de especies.

La veterinaria se moderniza (Foto: Shutterstock)

Por: Marcos Chumpitaz
Tradicionalmente, el médico veterinario ha sido visto como el “amable doctor” que cuida y sana a nuestras mascotas .

Sin embargo, el actual mundo globalizado, el aumento del mercado en la producción de alimentos y el arribo de nuevas y cada vez más peligrosas pandemias provenientes del mundo animal, están produciendo nuevos giros en esta interesante y antigua profesión.

Hoy en día, el énfasis de los nuevos profesionales de la veterinaria va más allá de las mascotas y el ganado. Ahora, la carrera está muy asociada a la alta producción de alimentos, la inocuidad alimentaria (básica en estos tiempos) y en la conservación de las especies domésticas y silvestres.

“En la actualidad, la emergencia de nuevas enfermedades ocurre aproximadamente cada ocho meses y la amenaza de nuevas enfermedades zoonóticas es un peligro constante. Por ello para salvaguardar la salud pública, es importante reclutar nuevos médicos veterinarios que estén preparados en muchos temas como la investigación biomédica, la investigación en laboratorios y mucho más. Es una carrera que se renueva frecuentemente”, indica el doctor Raúl Rosadio, decano del Colegio Médico Veterinario de Lima (CMVL).

Para el experto, el joven que quiera dedicarse a esta profesión debe tener un perfil bien delimitado: en primer lugar, debe tener compasión y cariño por el bienestar y protección animal .

Y en segundo lugar, tener una gran vocación por la sociedad. “Además de eso, debe ser paciente y metódico, y ser muy detalloso para elucidar problemas de un paciente que no habla. Por último, debe tener un amplio interés por investigar”, acota.

Cabe indicar que el radio de acción de un médico veterinario es bastante amplio y puede ser muy rentable si se hace un buen trabajo.

Además de las típicas clínicas veterinarias, un médico puede ser responsable de unidades productivas de aves y cerdos en diversas empresas. También puede participar en la crianza de caballos o ser parte de instituciones estatales responsable del control de enfermedades que impactan la producción animal.

Por si fuera poco, hay otros nichos interesantes como el control sanitario, la asesoría para la exportación de productos pecuarios (aves) e hidrobiológicos y la investigación dentro de programas de conservación de animales silvestres en peligro de extinción. “Eso es algo que en el Perú se puede expandir. Sin duda, los retos de la profesión son enormes”, acota Rosadio.

“Un veterinario es un científico”
(Dr. Luis Ortega, médico veterinario)

¿Cómo nace tu vocación de ser veterinario?
De niño no soñaba con curar animales, pero sí me atraía mucho todo lo relacionado con ellos. Tenía curiosidad por todo lo referente a la naturaleza. Si leía algo en un libro, trataba de buscarlo hasta verlo con mis propios ojos…

¿Qué aptitudes debería tener un chico que quiere estudiar Medicina Veterinaria?
Creo que decir que el veterinario debe amar a los animales suena más a un cliché. Lo que sí debe tener claro un veterinario es el respeto por la vida, tanto de los animales como de los seres humanos, pues aunque no se vea muchas veces, la salud de los animales está siempre relacionada a la salud de las personas. Creo que principalmente un veterinario es un científico, por lo que quizá una de sus aptitudes debe ser la curiosidad.

¿Puede ser rentable la veterinaria? Es algo que muchos jóvenes se preguntan hoy en día…
La veterinaria ofrece muchos campos donde desarrollarse, desde el consultorio veterinario, que es con lo que normalmente nos relacionan, pero también se tiene la parte de producción animal, así como el área comercial o empresarial. En unas áreas, la rentabilidad puede ser mayor que en otras. Pero creo que una carrera no se puede medir por cuánto dinero da. Hay otra rentabilidad igual de importante, y es la satisfacción que te da cumplir con tu deber.

Tags

Ir a portada