16 de noviembre de 2018

Ultimátum de los manifestantes al jefe de Gobierno de Hong Kong

Los estudiantes amenazan con ocupar edificios públicos si el Gobierno local no dimite.

(Fuente: Reuters)

Reuters. Las consignas se repiten por las calles de Hong Kong. De día…. y de noche. Porque la lucha pacífica de miles de estudiantes, y simpatizantes, por la dimisión del gobierno local y unas elecciones libres no descansa. Y hoy podrían dar un paso más allá. Vence el ultimátum dado a sus dirigentes para que se cumplan sus exigencias. Si no lo hacen, quienes permanecen sentados se levantarán para asaltar los edificios oficiales. Los mismos que permanecen fuertemente custodiados.

Enfrentamiento que se plantea desigual. Porque de un lado las armas son los móviles que dan luz a esta revolución. Y los paraguas, convertidos en símbolo de estas protestas, en el escudo para parar lo que la policía les lance. Y ahí es donde algunos ven el fin de esta revolución. Si el gobierno saca toda su fuerza a la calle, como ya hizo en 1989, cuando aplastó las manifestaciones de la plaza de Tiananmen, poco podrán hacer.

Pase lo que pase, el gobierno chino lo tiene claro: es un asunto interno y la decisión que tomen debe ser respetada por todos los países.

Tags

Ir a portada