21 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Torero recibe cornada en cuenca de ojo que perdió en corrida anterior

El matador actuaba para los miles de fanáticos de la tauromaquia que se dieron cita en la plaza de La Misericordia.

Foto 1 de 8
Torero recibe cornada en cuenca de ojo que perdió en corrida anterior

Torero

Torero

Juan José Padilla fue herido por un toro que tuvo la “puntería” de enterrar su cuerno en la cuenca ocular del ojo que perdió, también por una embestida, en 2011.

El torero Juan José Padilla tuvo un “dejà vú” nada agradable durante una corrida de toros en la Feria del Pilar de Zaragoza, España, al sufrir un enorme susto durante su actuación.

El matador actuaba para los miles de fanáticos de la tauromaquia que se dieron cita en la plaza de La Misericordia. Entonces, el toro que lo acompañaba en el ruedo, lo embistió impactándole el rostro con uno de sus cuernos.

El cuerno del animal se incrustó en la cuenca del ojo izquierdo de Padilla. Hace cinco años, “El Ciclón de Jerez perdió el globo ocular en una corrida, precisamente en el mismo recinto de Zaragoza.

Tras la violenta embestida, el torero se puso de pie, pero momentos después perdió el conocimiento. Debido a esto, fue trasladado de urgencias a la enfermería del lugar, ante la mirada alarmada de todos los presentes.

Según reportes de los medios españoles, Padilla sufrió una fuerte contusión, pero nada que pusiera en riesgo su vida.

Horas después, el matador de 43 años se sintió totalmente recuperado. Padilla volvió a la plaza para torear al sexto animal de la tarde, mientras en las gradas lo llenaban de aplausos y vítores por su inesperado regreso.

Aquel 7 de octubre de 2011

Juan José Padilla actuaba en la plaza de La Misericordia durante la Feria del Pilar de Zaragoza, cuando su vida cambio radicalmente. El toreador de entonces 38 años, recibió una cornada en el rostro. El cuerno entró por la parte inferior de la mandíbula, debajo de la oreja, y salió por la órbita ocular izquierda.

Según narra “El País”, Padilla entró en la enfermería del lugar gritando “¡No veo, no veo!”.

Debido a la gravedad de sus heridas, el “Ciclón de Jerez” no fue atendido en este lugar. El médico encargado, lo envió de urgencia al hospital de la ciudad. Ahí, poco pudieron hacer para salvar su ojo.

Sin embargo, esto no lo detuvo y volvió a los ruedos en marzo del año siguiente. Desde entonces no ha pausado su carrera.

Fuente Publimetro México

-.

Gracias a todos los que colaboraron con la Reciclatón.

Tags

Más Fotogalerías

Ir a portada