15 de agosto de 2018

Temas del día

Redacción Publimetro |

'Starchitects' en Lima, por Jorge Sánchez Herrera

Real 2, Centro Empresarial de San Isidro.

Foto 1 de 3
'Starchitects' en Lima, por Jorge Sánchez Herrera

Sede de la UTEC en Barranco. (USI)

Sede de la UTEC en Barranco. (USI)

Jorge Sánchez Herrera – Nómena Arquitectura
Arquitecto/Urbanista
jorge@nomena-arquitectos.com

Los Starchitects son aquel grupo de arquitectos con suficiente fama mundial como para ser requeridos para darle prestigio a edificios o ciudades con la sola estampa de su firma. Si bien la existencia de “arquitectos estrella” puede ser tan antigua como la misma profesión, el término agarra fuerza a comienzos de siglo, luego de la inauguración del Museo Guggenheim de Bilbao, diseñado por Frank Gehry. Gehry, arquitecto ya reconocido antes del encargo, multiplicó fama y clientes luego del llamado “Efecto Bilbao”, que le otorga al edificio (sin tener en cuenta las otras intervenciones y políticas implementadas), la mayor responsabilidad en la recuperación del área portuaria de Bilbao.

A partir de allí, los gestos del Guggenheim en otros edificios como salas de conciertos, bodegas de vino y hasta edificios de vivienda, comenzaron a repetirse junto con la fallida intención de alcaldes de reproducir el mismo efecto. Así, las principales ciudades del mundo –y las que aspiran a serlo– se convirtieron en los principales clientes de los Starchitects, incluyendo algunas como Ciudad de Panamá, México DF, Río de Janeiro y Bogotá.

A pesar de que Lima no ha pretendido resolver ningún problema urbano con la mano mágica de algún Starchitect, el crecimiento económico sí ha traído edificios de algunos de ellos. El primero puede ser la sede del Interbank, en La Victoria. El edificio, obra del fallecido arquitecto austriaco Hans Hollein, sigue siendo la mejor pieza de arquitectura contemporánea en Lima. Hollein también construiría un edificio multifamiliar bastante singular en la Calle Pezet 515, San Isidro, promovido por el mismo grupo empresarial.

Así como Hollein, el francés Jean Nouvel es el otro arquitecto recipiente del Premio Pritzker (el mayor premio a un arquitecto en ejercicio) con un edificio construido en Lima. Su primer encargo fue el diseño del espacio ocupado por el Cuartel San Martín, aun sin construir. Luego fue contratado por el Grupo Centenario para diseñar el recientemente inaugurado edificio de oficinas Real 2, dentro del Centro Empresarial de San Isidro.

Aunque no parte del olimpo arquitectónico como Hollein y Nouvel, pero muy reconocidos internacionalmente, también han construido edificios en Lima arquitectas como Shelly McNamara e Yvonne Farrell (Grafton), autoras de la polémica, aunque reconocida mundialmente, nueva sede de la UTEC en Barranco. Las Grafton obtuvieron el León de Plata en la Bienal de Venecia 2012 exhibiendo el proyecto de la UTEC y el año pasado fueron elegidas curadoras de la Biennale de este año.

También puede contarse dentro de este grupo al exdecano de Arquitectura de la Universidad de Yale, Robert Stern, quien acaba de inaugurar otro edificio multifamiliar en la misma Calle Pezet. Stern es uno de los pocos representantes vivos del posmodernismo de los años 70, lo que lo mantuvo muy cercano a la corporación de Walt Disney. Su edificio en Pezet es ciertamente reflejo de ello.

Finalmente está el suizo Valerio Olgiati que, aunque más joven y con menos obra, ya es considerado por muchos como un “arquitecto de culto”. Por estas razones resultaba extraño ver un diseño suyo en Lima. Incluso, la primera versión del edificio se muestra en sus monografías y exposiciones alrededor el mundo. La versión final, un enorme multifamiliar sobre la Avenida San Felipe en Jesús María para la inmobiliaria Gaia, no llegó nunca a construirse.

“NOTAS RELACIONADAS”

‘El Nordeste’, por Jorge Sánchez Herrera

Tipo de Cambio de hoy viernes 11 de mayo del 2018

Uber anuncia nuevas alianzas y conceptos de aeronaves

Tags

Más Fotogalerías

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO
Ir a portada