23 de mayo de 2019
Redacción Publimetro |

Roger Waters habla fuerte. 'El orígen de los neofascismos es el temor al otro'

Waters tuvo duras palabras contra el gobierno de Netanyahu.

Roger Waters habla fuerte. 'El orígen de los neofascismos es el temor al otro' Roger Waters (Crédito: Rolando Ascencio)

Roger Waters no es solo reconocido por haber integrado la importante banda británica Pink Floyd, sino también por su activismo a favor de los derechos humanos, y particularmente por su apoyo a la causa palestina. A un día de su esperado concierto en Lima, el compositor y bajista se tomó un tiempo para dar un conversatorio sobre su posición en torno a este tema, que lo ha llevado a encabezar un boicot cultural contra Israel. Durante poco más de una hora Waters expuso las causas que lo motivaron a integrar la campaña Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) y tuvo duras palabras contra el presidente israelí Bemjamin Betanyahu, contra Donald Trump y contra el mandatario electo de Brasil, Jair Bolsonaro.

Pese a la seriedad del evento, Waters hizo gala de su sentido del humor. Al ser presentado, en el auditorio del Club Unión Árabe Palestino, el músico entró y se ocultó tras una columna para luego hacer una seña que recordaba a las líneas iniciales de Confortably Numb: “Hello, is there anybody in there?”.

Waters, respondiendo a las preguntas del reconocido analista internacional Farid Kahhat, recordó los inicios de su compromiso con esta causa, cuando el año 2006 le propusieron dar un concierto en Tel Aviv. El músico recordó que muchos fans le enviaron emails para que cancele esta presentación, pues el estadio donde iba a tocar fue construido sobre una desaparecida villa palestina. Fue así que decidieron trasladar el concierto a una localidad cercana, “una comunidad, un experimento, donde gente de distintas etnias y religiones vivían juntos trabajan juntos y tenían a sus hijos en el mismo colegio”

“La gente estaba muy emocionada. Y al terminar el show, les dije: ‘Ustedes son la generación de jóvenes israelíes que logrará la paz con sus vecinos y que encontrará una solución a esta situación tan difícil’”, contó. La reacción del público, recordó, fue pasar de la euforia a la indiferencia. En particular, lo que le llamó la atención es que la audiencia estaba “segregada” pues la gran mayoría eran israelíes. Un año después, sintió un efecto parecido al hablar con un grupo de estudiantes en Israel sobre la película “El corazón de Jenin”, documental que trata la trágica historia de un chico palestino asesinado por el ejército de ese país, cuya familia, en lugar de buscar venganza, decide donar sus órganos para jóvenes judíos. “Ocurrió lo mismo (hace el sonido de una puerta que se cierra fuertemente). Se desconectaron, solo estaban interesados en ‘Pink Floyd, Pink Floyd’, ‘No quiero escuchar más’. Entonces me fui, dejando atrás a esos profesores que estaban destruyendo sus cerebros”, contó con frustración ante la audiencia local. “Ahí decidí que tiene que involucrarme con BDS y hacer todo lo que pueda hacer para revertir esto”, dijo.

Waters tuvo duras palabras contra el gobierno de Netanyahu, quien lo acusó de “antisemita” y comparó su gobierno con el del apartheid en Sudáfrica.

“Si Benjamin Netanyahu estuviera sentado frente a mí, le preguntaría si tiene otro argumento contra mi punto de vista que apuntarme y llamarme ‘antisemita’. Porque ese es el único argumento que tienen contra mí cuando he criticado la ocupación de Palestina… ”, dijo y, dirigiéndose a Netanyahu, agregó: “No, no soy un antisemita. No me disgusta el pueblo judío ni el judaísmo. Me desagradas tú y las políticas de tu gobierno títere de los Estados Unidos”, dijo.

En otro momento se refirió al auge de los gobiernos de extrema derecha y neofascistas y respondió a la pregunta de por qué estos regímenes están en auge. “¿Qué convenció los alemanes a votar en elecciones libres y democráticas por Adolf Hitler? El temor al otro”, sentenció.

“Es lo más fácil del mundo para un fascista demagogo como Trump o Bolsonaro decir: son los chinos o los mexicanos o los musulmanes o los rusos o los palestinos. ¡Ellos son el problema si no fuera por ellos todo estaría bien! Desafortunadamente la propaganda es un arma útil, por lo cual Israel ha podido hacer todo lo que ha hecho a su gente en los últimos 70 años. Han convencido a muchas personas de que ellos son atacados, de que son David y que ustedes son Goliat”, dijo.

Otro momento interesante fue cuando mencionó, aunque muy brevemente, la crisis de corrupción en nuestro país. Lo dijo al cuestionar la prisión de Luis Inazio Lula da Silva, un hecho que, para él, determinó la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil

“Sé que la corrupción es un gran problema, sé que acá en el Perú también es un gran problema, pero es difícil saber quién está diciendo la verdad. Pero sabemos que la única prueba que tenemos de Lula de dos empresarios que eran corruptos y que tenían una empresa de construcción corrupta y tuvieron que influenciar en el Poder Judicial… si Lula no hubiera estado detenido, él habrá salido elegido presidente. Ahora tenemos un presidente neofascista que no sabemos qué va a hacer”, dijo.

En unas horas, Roger Waters se presentará, por segunda vez tras 11 años, en Lima. Las expectativas son altísimas.

Por Fernando Pinzás

“NOTAS RELACIONADAS”

¿Qué le dijo Roger Waters a Thom Yorke cuando Radiohead decidió tocar en Israel?

Roger Waters, las veces que se enfrentó al fascismo

Estos son los conciertos que quedan del 2018

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada