16 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Qué tesoros arqueológicos esconde el mar peruano?

A lo largo de los siglos, nuestro mar, lagos y ríos han acumulado bienes que conforman un valioso patrimonio cultural subacuático. Los escasos arqueólogos marítimos que hay en el Perú buscan visibilizar la importancia de esta disciplina.

¿Qué tesoros arqueológicos esconde el mar peruano? (Foto: Shutterstock)

Por: Sabrina Rodríguez

La diversidad biológica es la primera imagen que aparece cuando se habla de las riquezas del mar, los ríos y las lagunas del Perú. Pocos reparan en otros grandes tesoros sumergidos en el agua: el patrimonio arqueológico marítimo y subacuático.

Bajo nuestro mar se esconden, por ejemplo, embarcaciones históricas que sufrieron un naufragio. Y en las lagunas altoandinas se pueden encontrar valiosos restos arqueológicos. En el Lago Titicaca, por ejemplo, el agua ha ido cubriendo sitios arqueológicos antiguamente asentados sobre tierra firme.

“En nuestro país, la cantidad de patrimonio arqueológico marítimo y subacuático es muy amplia. Podemos encontrar desde restos de períodos prehispánicos hasta republicanos, pero es un trabajo incipiente que tiene aún mucho por descubrir”, le cuenta a Publimetro Carlos Ausejo, presidente del Centro Peruano de Arqueología Marítima y Subacuática (CPAMS).

En el Perú, este campo está prácticamente inexplorado. Pocas han sido las investigaciones con arqueólógos especializados realizadas hasta ahora, y básicamente solo en las islas y el puerto del Callao.

La primera exploración con arqueólogos marítimos se hizo en el 2006 para localizar un dique flotante hundido en el siglo XIX en la caleta Paraíso, en la isla de San Lorenzo. Hasta ese momento, eran los cazatesoros o buzos entusiastas los que lideraban las expediciones sin regulación alguna.

“Afortunadamente, actualmente el patrimonio subacuático está protegido por ley y no se puede ni vender ni comprar”, acota Ausejo, uno de los escasos arqueólogos marítimos que tenemos en el país.

Esta especialidad requiere desarrollar destrezas diferentes a las de un arqueólogo tradicional. Hay que aprender técnicas especiales para excavar bajo el agua y hasta sacar un certificado de buceo. “Cuando estás en el mar, no puedes ver a gran distancias, porque el mar peruano no es cristalino”, agrega.

Ausejo augura que la demanda por estos profesionales crecerá. “El impacto del hombre es cada vez mayor en el mar y por eso se van a necesitar más arqueólogos. Nosotros hacemos cursos de formación, pero todavía estamos en un nivel básico”. De hecho, él mismo tuvo que estudiar en Gran Bretaña.

Precisamente para abordar la necesidad de formar a especialistas en arqueología subacuática y otros temas relacionados con estos estudios, el CPAMS y la Fundación OLAS de Estados Unidos organizan mañana en el Ministerio de Cultura una jornada de conferencias y mesas de trabajo.

¿Qué es el patrimonio marítimo y subacuático?
Todos aquellos bienes parcial o totalmente hundidos bajo el mar, ríos, lagunas y lagos. En el Perú, para que se consideren como tales, deben haber estado sumergidos al menos por 50 años.

Futuras investigaciones

El Centro Peruano de Arqueología Marítima y Subacuática está buscando financiamiento para dos importantes proyectos.

-Naufragios en Cerro Azul. Se busca investigar dos embarcaciones hundidas frente a Cañete. Se trata de barcos de la época colonial construidos en el Pacífico americano. Esto permitirá establecer sus diferencias constructivas con los navíos europeos de la época.

-Laguna Mullucocha. En este antiguo lugar sagrado de la sierra limeña, al pie del nevado Pariacaca, se espera encontrar ofrendas que las poblaciones prehispánicas entregaban a su apu. Se utilizaría un vehículo operado remotamente para no invadir y dañar el entorno.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada