18 de octubre de 2017

Temas del día

¿Por qué se suicidan los famosos?

Muchos se preguntan por qué, si lo tienen todo, toman esta decisión. Es más complejo que eso.

¿Por qué se suicidan los famosos? Chester Bennington y Chris Cornell

Dos suicidios con poco intervalo de tiempo, el de Chris Cornell y el de Chester Bennington , han desconcertado a miles a nivel mundial. Y como en todos los casos (incluido el de Robin Williams, querido por millones), muchos se han preguntado: “¿Por qué se matan, si lo tienen todo?”

Resulta que los ricos también lloran, como dice la popular telenovela. Que el tener fans, fama, dinero y reconocimiento no hacen felices a un ser humano en su totalidad. PubliMetro consultó a Leonardo Aja, director de la fundación Buscando Ánimo, especialista en la prevención del suicidio, sobre qué causa el suicidio en los famosos.

¿Por qué se matan, si tienen cosas con las que sueña mucha gente?

Erróneamente se cree que tenerlo todo es tener solo una buena producción económica. Pero eso no es así: el dinero ayuda a solventar necesidades materiales, pero estas no solo se reducen a tener alimento, techo y ropa. Las necesidades humanas también escalan a otros niveles, como afectivas y sociales. Se tiene una idea errada de que quien lo tiene todo en lo económico ya tiene eso comprado y no. Vea usted a Howard Hughes (“El aviador”), un hombre rico pero terriblemente solo. Murió en una terrible pobreza espiritual porque nadie lo quería, era inaguantable. Tenía mucho dinero pero nunca fue feliz.

En el caso de Chester Bennington, hay un historial de abuso de sustancias y lucha contra la depresión constante.

Está demostrado que el consumo de sustancias es un factor de riesgo en el mantenimiento de la salud mental. Esto no es opinable, está demostrado. No importa que usted tenga un Mercedes Benz, o una gran vivienda o un Rólex si en las noches se enloquece con alcohol y cocaína y eso tiene un efecto directo sobre su sistema nervioso y usted se deprime. Y al alterar este comportamiento altera su relación con otros. Si la gente se metiera todo eso y fuera inofensiva no habría ningún argumento lo suficientemente poderoso para cuestionar el abuso de sustancias. Y el consumo de estas también termina dañando a otros. Todas estas personas tienen factores de riesgo. Raro era que no se hubiera suicidado, con perdón. Jim Morrison, Michael Jackson, Elvis, Amy Winehouse, Héctor Lavoe, Whitney Houston. La lista puede seguir. Todas estas personas o bien se suicidan o bien terminan muy mal, porque a pesar de haber tenido mucho dinero terminan abusando de las drogas y lesionan seriamente su calidad de vida.

Bennington pudo superar su abuso de sustancias, así como Robin Williams, que también impactó con su muerte.

Williams tuvo problemas serios de alcoholismo y cocaína. Esos detalles cambian la interpretación de una historia. Muchas veces se hace un planteamiento simplista, que te suicidas porque te deprimes y ya. Pero hay que preguntarse por qué se deprimió y no solo es por un desbalance genético de neurotransmisores. Una persona que abusa de sustancias tiende a ser más proclive a desarrollar un cuadro depresivo. Cuando a uno le plantean el cuadro y le omiten detalles claves como esos es que surgen esos cuestionamientos.

“Ser cobarde o valiente no tiene nada que ver con el suicidio”

Metro también consultó con Jaime Carmona, especialista en psicología social, sobre otras causales del suicidio de Chester Bennington.

El suicidio tiene múltiples causales, factores sociales personales, etc. En cada suicidio de un famoso se debe analizar un contexto. En el caso de Chester Bennington también se debió a un abuso infantil. Hemos encontrado que quienes han sido abusados en su infancia son más proclives al suicidio. Esto no implica que todos se suiciden, pero hay una favorabilidad estadística hacia esto.

Un integrante de Korn le dijo a Chester que era un cobarde por haberse suicidado.

Las valoraciones de cobardía o valentía son ajenas al estudio académico y ajenas a una valoración científica del asunto. Corresponden a imaginarios que no se ligan con el estudio del fenómeno.

SER ROCKERO NO ES TAN GENIAL

Un estudio de Gran Bretaña titulado: “¿La música puede enfermarte?” consultó a más de 2 mil personas en la industria de la música. El resultado: 65% reportaban depresión. El 71%, ansiedad.

Metrolatam

.-

No dejes de seguir a Publimetro en Facebook

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO