25 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

El puesto que buscas con una maestría y algo más

¿Qué tan importante es una maestría? Rafael Zavala, gerente general de Laborum, comenta la utilidad de estudios de posgrado.

El puesto que buscas con una maestría y algo más En el camino al ascenso laboral debes sumar estudios de posgrado. (Foto: Shutterstock)

¿Es necesario seguir una maestría para conseguir un buen puesto de trabajo? ¿Haber hecho una garantiza que tendrás el cargo que buscas?

Las maestrías son herramientas útiles para hacerte más productivo y ciertamente pueden ayudar de manera decisiva a una persona para ascender en la empresa que trabaje o irse por un puesto mejor. Sin embargo, deben ser complementadas con una buena experiencia profesional y necesitan ser las adecuadas para el campo de trabajo del empleado.

“La experiencia es muy útil, pero las maestrías son importantes porque capacitan más a las personas, sobre todo en destrezas duras como ventas, finanzas, comercio y análisis estratégico”, afirma Rafael Zavala, gerente general del portal de búsqueda de empleo laborum.pe.

Zavala señala que, para que una maestría sea realmente útil, tiene que alinearse con los objetivos del profesional y las necesidades que encontrará en su trabajo.

Algunas empresas, explica Zavala, exigen que sus empleados realicen maestrías para poder ser ascendidos e incluso pueden encargarse de financiar su educación.

En este caso, se espera que el profesional dedique por lo menos unos años adicionales a la empresa que se encargó de pagar su maestría, a manera de retribución.

Sin embargo, también es común que algunos trabajadores sigan una maestría por iniciativa propia, lo que demuestra interés en su desarrollo profesional, una buena señal para los empleadores.

En cualquiera de los casos, llevar una maestría es una experiencia positiva, ya que permite a los profesionales desarrollar habilidades diversas que les serán útiles.

Especialmente en los programas más extensos –ya que existen maestrías desde los seis meses– los profesionales pueden no solo mejorar sus destrezas duras, sino también adquirir habilidades como el liderazgo, trabajo en equipo, fluidez en las presentaciones, etc., que les permitirán ser mejores candidatos a un buen puesto.

“Una de las cosas que yo más aprendí en la maestría fue a nunca decir que no. ¿Me asignan más trabajo? Está bien, sabré manejarlo”, detalló Zavala.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada