21 de febrero de 2019
Mayra Alejandra Margffoy |

Principales fortalezas de Hugo Chávez en la campaña de reelección

Analistas políticos evalúan los posibles resultados de las elecciones venezolanas, que se realizarán el 7 de octubre.

Principales fortalezas de Hugo Chávez en la campaña de reelección (Foto: AFP)

(Publimetro Colombia). La mejor forma que ha encontrado Hugo Chávez para demostrar que puede gobernar otros seis años más –del 2013 al 2019, hasta completar 20–, sin mostrar rastros del cáncer que lo llevó a Cuba en repetidas ocasiones, es que él mismo cante, grite y toque guitarra frente a concentraciones chavistas emocionadas, como si fuera una estrella de rock.

“Está escrito, ¡gana Chávez el 7 de octubre!”, autoproclama el teniente coronel retirado, quien entró al Palacio de Miraflores en 1999 y no quiere que la oposición ponga pie en él.

“Los venezolanos no solo están eligiendo a su presidente, sino a un líder regional”, asegurá a Publimetro Ronald Rodríguez, analista político del Observatorio de Venezuela, que explicó que realmente Chávez está aspirando a una segunda reelección y no a una tercera.

“Ha pasado por cuatro procesos electorales directos. Fue elegido en 1998 por primera vez, cambió la Constitución y el 2000 se ratificó como presidente. Bajo las nuevas reglas se presentó el 2006, ganó, y ahora busca ampliar seis años más su poder, pero no se sabe si podrá cumplirlo por su estado de salud”, agregá Rodríguez.

Para Mauricio Jaramillo, experto en seguridad política en la región andina de la Universidad del Rosario (Colombia), *la figura de Chávez representa ahora
“a un personaje socialista mucho más maduro*, que propone un modelo que se adapta a las leyes del mercado y hasta a la democracia liberal”.

Chávez ha intentado reafirmar el cariño de sus seguidores y conquistar el de los indecisos con elementos que la alta política pasa por alto: “El hecho de tener un color rojo que lo identifica, de trabajar en barrios desfavorecidos, de tener un discurso en un lenguaje que habla la gente, de cantar, de ser amigo de figuras alternativas como Silvio Rodríguez y Maradona, entro otros. Todo eso para una gran parte de la población es importante”, explicá Jaramillo.

Sin embargo, temas neurálgicos como la crisis de la agricultura, la inseguridad (67 homicidios por cada 100 mil habitantes en el 2011), el mal manejo de la renta petrolera, entre otros, pone a 14 años de chavismo entre la espada y la pared.

En los comicios se enfrentarán el proyecto de Chávez de la integración latinoamericana como contrapeso a Estados Unidos, y el de Capriles , que consistiría en “desmantelar” el botín corrupto de “14 años de promesas incumplidas”. Mientras tanto, el candidato opositor no consigue enfrentar cara a cara a quien lo trata de “burgués mediocre”.

¿Y el impacto regional?
Si Chávez gana deberá enfrentar un ambiente regional con “menos margen de maniobra” por el ascenso de gobiernos “hacia el centro del espectro político” como Colombia, México, Chile, e incluso Perú.

Por su parte, el “pragmatismo” se impondría en el caso de que Capriles ganara, llevando “el mapa latinoamericano a un color más homogéneo políticamente”, aseguró la analista política Elsa Cardozo, profesora de la Universidad Central de Venezuela.

Por otro lado, Chávez –tras abandonar la Comunidad Andina – adelantó que potenciará su presencia en Mercosur, mientras Capriles ha prometido regresar a la CAN y mantener a Venezuela en el bloque Mercosur .

El desánimo cundirá
Enrique Serrano(Analista de la Universidad del Rosario – Colombia)
Si Chávez es reelegido pueden preverse varias consecuencias, todas susceptibles de probarse en los difíciles años por venir que muy probablemente tendrá Venezuela .

Si Chávez gana, hará́, a cualquier precio, lo que él llama una “profundización del socialismo”. Esto significa que el desánimo cundirán la región andina, la migración venezolana a otros países se acentuará, y la radicalización política y la corrupción reinarán aún más abiertamente.

Venezuela será abandonada, la oposición a Chávez será obligada a fragmentarse o a replegarse, y el país se habrá de sumergir en el letargo propio de las dictaduras latinoamericanas –que García Márquez, Roa Bastos y Vargas Llosa han descrito ya–, con consecuencias impredecibles para la población que no apoye al último Chávez, quien habrá de morir durante su mandato dejando al país en ascuas.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada