20 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Presidenta argentina será operada de un hematoma por golpe en la cabeza

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, de 60 años, será operada el martes para extraerle un hematoma por un golpe en la cabeza, a tres semanas de elecciones legislativas en las que pone en juego el control del Congreso en mitad de su segundo y último mandato.

Presidenta argentina será operada de un hematoma por golpe en la cabeza
(Foto: AFP)

“La Presidenta presentó el domingo un hormigueo en su brazo izquierdo (…) constatando una transitoria y leve pérdida de fuerza muscular en el mismo miembro superior. Se indica la intervención quirúrgica que consiste en la evacuación del hematoma”, dijo el centro médico Fundación Favaloro en un comunicado divulgado este lunes luego de la hospitalización de la mandataria.

Kirchner llegó a la Fundación, un reconocido sanatorio privado de investigación e internación, en el asiento del acompañante de un automóvil oficial, desde donde saludó a vecinos que le dieron voces de aliento.

Los médicos de la Fundación le habían detectado el sábado un coágulo entre el cerebro y el cráneo, a raíz de un traumatismo que sufrió el 12 de agosto pasado, sin síntomas ni estudios que mostraran en aquel entonces lesión alguna.

“No parece ser un tema grave. Toda neurocirugía trae riesgos, pero es sencilla”, comentó a la AFP el cirujano especialista Carlos Schwartz.

La Presidenta se realizaba este lunes estudios prequirúrgicos en el sanatorio de la Fundación, en el centro de la ciudad, con el ejercicio temporario de la función presidencial de hecho en manos del vicepresidente, Amado Boudou (50 años), pese a que el traspaso no ha sido anunciado oficialmente.

Kirchner sufrió desde su primer mandato en 2007 (reelegida en 2011) varios cuadros de hipotensión pero el mayor problema de salud fue un diagnóstico de cáncer que resultó errado según se comprobó en una operación para extirparle la glándula tiroides en enero de 2012.

La noticia sobre el percance de salud aparece en medio de la campaña electoral y luego de la derrota sufrida en las primarias obligatorias del 11 de agosto en los distritos más poblados.

Boudou: “mantener la gestión”

El vicepresidente reemplazó este lunes a la presidenta al frente de dos actos protocolares en la Casa Rosada (sede del gobierno), donde dijo que recibió instrucciones de Kirchner de “seguir manteniendo la gestión”.

Kirchner, una peronista de centroizquierda, se mantuvo en su residencia de Olivos (periferia norte) desde el comunicado oficial del sábado según el cual necesitaba reposo de un mes por un coágulo subdural.

La expectativa comenzó a reinar el lunes en los medios políticos y económicos sobre la salud de la jefa de Estado y su eventual reemplazo durante la convalescencia por el vicepresidente, resistido por la oposición.

Durante la operación de 2012, Boudou un exministro de Economía entre 2009 y 2011, asumió formalmente la presidencia durante 20 días.

El vice es un político con baja imagen positiva, según las encuestas, y está investigado en la Justicia por presunto tráfico de influencias en favor de una empresa gráfica, aunque no se han hallado pruebas en su contra.

El politólogo Rosendo Fraga, director de la consultora Nueva Mayoría, dijo a radio Continental que “la razón institucional hace inconveniente el traspaso. ¿Cuál es el problema? La campaña electoral. Dejar la presidencia a cargo de Boudou a tres semanas de las elecciones, va a ser para el oficialismo más desfavorable que favorable”.

Unos 30 millones de argentinos renovarán en las urnas la mitad de los diputados y un tercio de los senadores en los comicios del 27 octubre.

“El tema de la salud de Kirchner va a modificar el escenario político, porque la mandataria tiene una centralidad que no es menor”, comentó a radio Continental el director de la consultora Poliarquía, Fabián Perechodnik.

El diputado Ricardo Alfonsín, uno de los líderes de la oposición socialdemócrata, la segunda fuerza legislativa, advirtió que “no sería lo más conveniente que Boudou asuma debido a la situación de los juicios y de las denuncias que pesan en su contra”.

Boudou fue acusado de favorecer a una empresa que imprime billetes y documentos oficiales al pedir al ente de recaudación fiscal que evite declararle la quiebra, pero luego el Estado estatizó la firma.

El marido de la mandataria, el expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), con quien formó una pareja de conducción política desde la adolescencia, falleció en 2010 a causa de una crisis cardíaca luego de que le recomendaran moderar su actividad.

Los presidentes latinoamericanos enviaron a Kirchner sus deseos de recuperación. Este lunes el boliviano Evo Morales y el ecuatoriano Rafael Correa transmitieron su solidaridad, mientras el uruguayo José Mujica envió un mensaje personal para manifestar “que más allá de cualquier momentánea diferencia el afecto y el cariño se mantienen como siempre”.

El fin de semana la brasileña Dilma Rousseff expresó la solidaridad con su “amiga”, mientras el venezolano Nicolás Maduro y el colombiano Juan Manuel Santos le desearon una pronta recuperación.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada