20 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Pese a todo, los peruanos somos muy optimistas

Investigaciones internacionales se contradicen al medir la felicidad peruana. Estudio local ofrece mejor visión del tema.

Pese a todo, los peruanos somos muy optimistas Según el investigador Jorge Yamamoto, la frase “jodidos pero contentos” resume el sentir nacional. (Foto: USI)

Por: Kike la Hoz

Un motivo para ser más felices: en diciembre del 2012, el Perú figuró en el octavo lugar de los países más felices del mundo, según un estudio del Barómetro Global de la Esperanza y la Felicidad de la consultora Win/Gallup. Ubicarse en el top ten de un ranking de 54 países hizo sonreír a más de uno.

Ahora, un motivo para no ser tan felices: en setiembre del 2013, la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, en su estudio World Happiness Report 2013, colocó al Perú en el puesto 55 de 156 países. Fuimos el país más infeliz de toda Sudamérica.

¿Cómo entender estas variaciones entre un estudio y otro? ¿O es que los peruanos pasamos de la sonrisa al llanto con una rapidez sorprendente? Para Brenda Chávez, psicóloga social del Grupo de Investigación en Bienestar, Cultura y Desarrollo de la Universidad Católica, esto se debe a un problema metodológico, pues estos estudios se suelen aplicar solo en países del primer mundo.

Con el grupo que dirige el profesor Jorge Yamamoto en la PUCP se ha elaborado una metodología innovadora para medir la felicidad peruana. Estamos acostumbrados a ver los estudios de los países modernos y la metodología que utilizan no se aplica aquí, señala.

Es a partir del concepto de bienestar subjetivo (es decir, la felicidad) que el grupo pudo construir un índice de satisfacción subjetiva de vida, que mide tres aspectos fundamentales: el primero, la adaptación optimista, es decir, el saber enfrentar los problemas que tienen solución y adaptarse a las situaciones sin solución, sabiendo disfrutar lo que se tiene.

Segundo, un buen lugar para vivir, que incluye los conceptos de limpieza, estética y seguridad. Y, por último, el hogar, entendido como una vivienda adecuada para el bienestar propio y de los hijos. En cada caso, se formulan preguntas sobre cuáles son las metas de un grupo, y qué tan satisfechas están estas metas. Así tenemos un contraste entre las metas y el cumplimiento de ellas, explica Chávez.

Gracias a esta nueva metodología es posible incluir factores propiamente locales. Según los resultados de este estudio, realizado en el 2012 entre 1.207 participantes a nivel nacional, un 84% de peruanos está satisfecho respecto a su adaptación optimista. Un 42% lo está con relación al buen lugar para vivir. Finalmente, un 70% muestra satisfacción en lo relativo al concepto de hogar. Para Chávez, estos resultados sugieren que la satisfacción de necesidades materiales está por debajo de las expectativas de los peruanosº y que, sin embargo, hemos desarrollado una capacidad psicosocial para salir en familia adelante.

Chávez explica que la red social, constituida por la familia y amigos, es crucial para entender el llamado bienestar subjetivoº. Es esta capacidad psicosocial satisfecha la que explicaría la felicidad del peruano.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada