21 de septiembre de 2018
Verónica Klingenberger, @vklingenberger |

Pasando lista al 2012

Nuestra columnista Verónica Klingenberger escribe sobre las personas nominadas en la lista del ‘Personaje del Año’ de la revista Time.

Pasando lista al 2012 Personaje del Año 2011. (Foto: time.com)

Por: Verónica Klingenberger, @vklingenberger
O te gustan o las odias, pero lo cierto es que las listas de fin de año empiezan a lucirse en los diarios y revistas de todo el mundo como palitos de caramelo colgados en un árbol de Navidad . Para los editores de medios escritos son un divertimento poderoso; para los lectores, un buen intento que siempre falla. Pero entre todas ellas, hay una lista que brilla más que ninguna y es la única que se convierte en noticia para el resto de medios: la del “Personaje del Año” de Time .

Los nominados de este año del semanario estadounidense incluyen a Ai Weiwei , el artista chino que fue detenido 81 días por oponerse al gobierno autoritario de su país y tuvo que pagar una fianza de 2,4 millones de dólares para recuperar su “libertad” (su pasaporte sigue confiscado y no pudo asistir a su mayor retrospectiva en el Smithsonian de Washington DC). También está Michael Bloomberg , el alcalde conocido como la nana de Nueva York , ahora héroe de la salud pública . Ha prohibido las grasas trans y las bebidas servidas en esos vasos que parecen baldes . Y Malala Yousafzai , la primera bloguera anónima en Pakistán , de apenas 15 años. Se atrevió a escribir sobre su derecho a educarse en una zona del país donde los talibanes prohíben el estudio a las mujeres. Reveló su identidad y sobrevivió a un disparo en la cabeza en octubre de este año. Hoy es un símbolo de la liberación femenina en todo el mundo.

La lista incluye también a Curiosity , el Bosón de Higgs y los inmigrantes sin papeles. Ah, y a Psy . Mientras tanto, los lectores seguimos los resultados desde el anonimato, como personajes secundarios de este drama llamado 2012. Aunque alguna vez fuimos también protagonistas. En el 2006, Time nos eligió como su portada tras el impacto de la web 2.0 y la influencia que teníamos millones de internautas alrededor del mundo. Así que tampoco hay que tomárselo tan en serio. Las listas son solo un pretexto para reflexionar, divertirse y ordenar algunas cosas antes de pasar al cotillón de fin de año.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada