23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

(Opinión) El ex conjuro

“A sus 44 años, Timony, una sobreviviente del garage rock gringo, ha formado Ex Hex, un poderoso trío junto con Laura Harris y Betsy Wright. Su primer disco, “Rips” (desgarro, ruptura), salió hace apenas un mes y es una prueba fehaciente de que el mejor rock and roll sigue vivo”.

(Opinión) El ex conjuro (Foto: Referencial)

Por Verónica Klingenberger

Casey Kasem era el presentador oficial de American 40, uno de los programas radiales más populares en los 70 y 80 en EE.UU. No había mayor magia detrás, solo presentar las 40 canciones más populares de la semana luego del debido agradecimiento al auspiciador del momento. Pero para una niña llamada Mary Timony, American 40 tuvo el efecto de un feroz hechizo. La obsesión la llevó a escuchar durante cuatro horas ininterrumpidas la radio (eso es lo que duraba el programa) para luego escribir sus propias listas y animar a sus amigos del colegio a hacer lo mismo. El juego consistía en comprobar quién tenía más aciertos. Fue durante esas largas noches en su natal Washington DC que la pequeña Mary escuchó a Blondie, Lennon y las Go-Go’s, por ejemplo, y nunca pudo dejar de pensar en esas canciones.

A sus 44 años, Timony, una sobreviviente del garage rock gringo, ha formado Ex Hex, un poderoso trío junto con Laura Harris y Betsy Wright. Su primer disco, “Rips” (desgarro, ruptura), salió hace apenas un mes y es una prueba fehaciente de que el mejor rock and roll sigue vivo y, más importante aún, sigue siendo una de las cosas más divertidas que le pueden haber pasado a este mundo: suena al pop-punk de las Go-Gos, al apuro melódico y adolescente de Ramones, a Johnny Thunders, a Blondie y el CBGB, a Joan Jett y las Runaways, a lo mejor de Cheap Trick. Suena sucio y alegre a la vez, y prometo que te despeinará desde el primer track.

Ex Hex significa ex conjuro, ex maleficio, y el nombre quizás se deba a que estas tres chicas realmente estén escapando de algo. Divorcios, bandas que no funcionaron, trabajos que odiaban, romances intensos con chicos muy malos. La carrera de Timony, quien ha sido parte de la escena hardcore por décadas, también podría ser sintomática. Empezó con la banda de punk Autoclave pero en 1992 se mudó a Boston donde formó Helium, un trío indie que mezcló guitarras eléctricas con melodías medievales. En el 2000 decidió probar suerte como solista, editó dos discos, y nueve años después formó Wild Flag, un súper grupo de mujeres rockeras, entre otras junto con Carrie Brownstein, tu weirdo favorita de “Portlandia”, cantante y guitarrista de Sleater-Kinney. Luego de probar todo eso, una agotada Timony, ya en sus 40, pensó en retirarse. Por suerte no lo hizo y creó la mejor banda de toda su carrera. Ella misma reconoce que nunca se la pasó tan bien tocando como ahora.

A Timony le preguntaron hace unos meses cómo era su proceso creativo. Se lo preguntó un periodista del Washington Post en su casa de Glover Park. En la alfombra de su sala descansaban discos de punk, de bandas como X o Buzzcocks. “Dónde están mis ideas?, respondió confundida. “No lo sé, solo toco la guitarra hasta que salgan. Cuando te sientas a tocar la guitarra es casi como si estuvieras soñando”.

Digo lo mismo de todas las bandas que me gustan pero creo que esta vez va en serio. Si pudiera tener una (algunos guardamos esa estúpida fantasía para siempre aunque no sepamos tocar nada y cantemos horrible), quisiera que suene como la de estas chicas. Y que las letras también hablen de amores y trabajos condenados aunque los integrantes le dupliquemos la edad a nuestra hipotética audiencia. Eso tienen las Ex Hex. La sabiduría que solo da un corazón roto una y otra vez, y la convicción de que hay que apostarlo todo aún cuando lo más probable es que perdamos de nuevo. Solo porque es divertido. Solo porque, pase lo que pase, siempre tendrás una banda que te hará sentir bien. Y eso siempre se nota, “Rips” es la prueba.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada