24 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Las obras tardan más de lo que deben?

Los plazos están condicionados a la envergadura de los trabajos e interfencias de cables y tuberías que se encuentran en plena ejecución. A veces, los trámites administrativos retrasan la intervención.

¿Las obras tardan más de lo que deben? (Foto: Sengo Pérez)

Por muy sencillas que parezcan a simple vista, las obras en pistas, bermas y veredas pueden durar varios meses por cuestiones técnicas. En algunos casos se retrasan por la falta de coordinación entre los municipios y otras entidades, y por problemas en los canales de comunicación.

Lo cierto es que este tipo de trabajos ponen a prueba la paciencia de los usuarios por los atascos vehiculares que generan y las molestias para los peatones.

En Publimetro hemos tomado como referencia tres casos para entender un poco mejor por qué las obras que se hacen en unas pocas cuadras de la ciudad tardan tanto y por qué muchas veces se incumplen los plazos.

1.- Avenida Ricardo Palma en Miraflores. El municipio de Miraflores retomó a fines de octubre las obras en pistas, bermas y veredas de las cuadras 6, 7 y 8 de esta avenida. El plazo de ejecución se ha acortado de cuatro a tres meses, por lo que deben acabar a mediados de enero próximo. Podría parecer un plazo extenso para tres cuadras, pero la Gerencia de Obras y Servicios Públicos de Miraflores aclara para Publimetro: “Esta avenida es de doble sentido, por lo que las obras se ejecutan sobre seis cuadras”. Por ahora, todo fluye. Sedapal tenía que rehabilitar las redes de agua y lo ha hecho en menos tiempo del previsto.

2.- Calle Rivera Navarrete en San Isidro. En las cuatro cuadras comprendidas entre las calles Amador Merino y Juan de Arona, el consorcio Estacionamiento Rivera Navarrete está construyendo 822 parqueos subterráneos, una obra mayor comparada con el solo arreglo de pistas y veredas. Los trabajos en este caso registran un ligero retraso por una serie de “interferencias de servicios públicos”. En ese sentido, fuentes del consorcio nos explicaron que a veces se encuentran imprevistos relacionados con los cables de luz, redes de saneamiento y telefonía. “Hay un pequeño retraso que no afectará a la entrega de la obra integral, ya que, si se incumplen los plazos, hay una sanción”, señalaron desde el consorcio. El estacionamiento debe estar listo a mediados del año que viene. Hoy mismo debía levantarse la restricción de paso que rige en la zona para el transporte público y pesado. Sin embargo, se mantendrá por un tiempo adicional que los técnicos aún están definiendo.

3.- Jirón Azángaro en el Cercado de Lima. El Programa de Gobierno Regional de Lima Metropolitana (PGRLM) está ejecutando obras previstas para 120 días en tres cuadras del Jirón Azángaro –de La Colmena hasta Miguel Aljovín–, pero un tema burocrático dejó en el aire el asfaltado de la pista. Por debajo pasa un albañal (desagüe) republicano que no puede ser dañado. Para poder seguir las obras, el PGRLM le tuvo que presentar al Ministerio de Cultura un plan especial de conservación. “No hemos recibido ninguna respuesta a ese documento”, le explicó hoy a Publimetro Manuel Manrique, gerente del PGRLM. Desde el Ministerio de Cultura, sin embargo, señalan que ese plan ya fue aprobado en octubre pasado con una serie de parámetros técnicos. “El jueves 13 hemos cursado un oficio directo a la Municipalidad de Lima. Le hemos dado recomendaciones sobre la instalación de las redes y opinión sobre el diseño de luminarias que van a instalar”, nos explicó María Eugenia Córdova, arquitecta de la Dirección de Patrimonio e Inmueble del Ministerio de Cultura. “No es la idea retrasar las obras. Se pueden retomar las coordinaciones, porque hay un espíritu total de conciliación”. Mañana mismo, Manrique enviará a sus técnicos a hablar con el Ministerio de Cultura para no retrasar las obras, que deben estar listas para mediados de diciembre.

Sedapal, clave en ejecución de obras

Un argumento que esgrimen los municipos para explicar los retrasos en las o
obras en pistas y veredas son las “interfencias” que producen los cables de luz y telefonía y las tuberías de agua.

En lo que atañe a Sedapal, la empresa indica que trata siempre de colaborar con las municipalidades y subsanar los inconvenientes que estas puedan tener por la red de saneamiento, como en el caso de la construcción del estacionamiento en la calle Rivera Navarrete en San Isidro.

“Desde el inicio hasta la fecha, se viene coordinando y brindando apoyo para la elaboración y desarrollo del proyecto de traslado de las redes de agua y desagüe en la zona”, explican fuentes de Sedapal.

Además, la empresa señala que actualiza siempre los mapas de la red de saneamiento para, entre otras razones, facilitar información real a los municipios cuando se la piden antes de ejecutar obras en la vía pública.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada